Ivonne Román, primera hispana al mando policial de Newark

La puertorriqueña se ha propuesto bajar la criminalidad en la ciudad

Ivonne Román, primera hispana al mando policial de Newark
La capitán Ivonne Román (41) quiso en algún momento ser periodista. Ahora es la primera mujer en ocupar la jefatura policial en Newark.
Foto: EDLP / Humberto Arellano

NEWARK — Como nueva jefa de la policía de Newark, la primera mujer que llega a dicho cargo en la ciudad más grande de Nueva Jersey, Ivonne Román tiene claro cuál es su misión: bajar la criminalidad.

El reto no es nuevo para la puertorriqueña (41) que, mientras fue comandante del Cuartel de Policía 2 —durante 2012 y 2013— logró reducir los incidentes criminales en un 13%.

“Quiero hacer una réplica de lo que hice en el Cuartel 2, formando asociaciones con líderes de la comunidad y mantener reuniones mensuales para ir creando una red”, adelantó Román.

Aunque en lo que va del año, la criminalidad ha bajado en un 21%, la boricua quiere trabajar duro para que no se repita el lamentable récord del año pasado de 111 homicidios, la mayor cifra desde 1990.

Se da la circunstancia que la única persona por encima de ella en la uniformada de Newark, es la directora Sheilah Coley.

El alcalde Luis Quintana recalcó que la elección de Román no tuvo que ver en nada con su género y sí por su capacidad. “Vivimos en una época en la que se debe evaluar a alguien por el desarrollo en su trabajo, no por su sexo”, dijo.

Román, que ostenta el cargo de capitán, nació en Puerto Rico. Fue traída por sus padres a Newark a los seis meses y se graduó de Comunicaciones en el Colegio Thomas Edison.

“Quería ser periodista porque encuentro que esa profesión, como la de Policía, tienen muchas similitudes”, subrayó la oficial, madre de tres hijas y que ingresó a los 22 años al organismo policial.

Román dijo que se propone para este año incorporar —por lo menos— a unos 100 nuevos uniformados “y soltarlos a patrullar las calles”. Actualmente, el cuerpo policial está integrado por 996 miembros, cifra muy inferior a cuando ella entró a la fuerza en 1995, cuando estaba compuesta por 1,700.

La funcionaria enfatizó que “hay que trabajar inteligentemente con los recursos y utilizando las herramientas disponibles”.