Santos niega que esté enfermo

Bogotá/EFE — El presidente, Juan Manuel Santos, negó ayer que esté enfermo o incapacitado para gobernar, al referirse por primera vez a la circulación en Internet de vídeos de un episodio de incontinencia urinaria que sufrió el pasado fin de semana en un acto electoral.

En una declaración emitida en la noche del martes, Santos, quien aspira a la reelección en los comicios del próximo 25 de mayo, habló del percance y afirmó que a raíz de esa situación sus “contradictores” políticos “ahora insinúan que estoy mal de salud y que, por consiguiente, no estoy preparado para ocupar la Presidencia por cuatro años más”.

El pasado domingo, cuando hacía la presentación de su campaña para la reelección en la ciudad de Barranquilla (norte), Santos sufrió una incontinencia urinaria como secuela de la operación de un cáncer de próstata a la que se sometió en octubre de 2012.

“Apenas ocurrió este episodio -que por supuesto fue muy incómodo para mí y mi familia- pusieron a circular por internet el vídeo que hace evidente lo que me pasó, con comentarios no solo ofensivos sino francamente crueles ante un percance que le puede suceder a cualquier ser humano”, manifestó el jefe de Estado.

Según el presidente, “no es cierto” lo que dicen sus adversarios políticos sobre su estado de salud, del que dijo que es “óptimo” y anotó que “cualquier paciente que haya sufrido una intervención así (de próstata) comprende esta situación.”

El mandatario culpó de la propagación del incidente a sus opositores políticos, sin mencionar a nadie en particular, y dijo que lo han “atacado sin misericordia” para “golpear mi imagen como persona y mi dignidad como presidente.”