Comunidad latina enfrenta el alcoholismo en NYC

Hispanos dependientes del alcohol buscan enmendar sus vidas a través de Alcohólicos Anónimos
Comunidad latina enfrenta el alcoholismo en NYC
Una sesión en español de un grupo de Alcohólicos Anónimos, en Brooklyn, en el que participan mujeres y adultos jóvenes.
Foto: EDLP / Zaira Cortés

NUEVA YORK — Comenzó con un trago de licor una vez a la semana, para aliviar la soledad y el cansancio diario de ocho horas de pie como cajera en una supermercado de Brooklyn, pero la adicción de Julia (26) llegó tan lejos que usó vasos de café para ocultar el alcohol.

“No podía pasar el día sin beber”, indicó la inmigrante mexicana. “Perdí el trabajo, nadie me quería cerca”.

La mujer, una residente de El Bronx, contó que en la etapa más penosa de su enfermedad encaró el rechazo familiar y el rostro más crudo del machismo.

“No hay escándalo por un hombre alcohólico, pero si se trata de una mujer el castigo es fuerte”, enfatizó. “Mis hermanos me decían: ve a bailar por dos dólares, en esos bares puedes beber gratis y actuar como callejera, eso te gusta”.

Hace dos años que Julia controló su adicción con ayuda de un grupo de Alcohólicos Anónimos, pero todavía lucha por no sufrir una recaída.

“Fui alcohólica tres años. Estoy sobria, pero nunca te curas. Es una realidad innegable”, apuntó.

De acuerdo con las cifras más recientes del Departamento de Salud de la Ciudad de Nueva York (DOHMH), el 53% de neoyorquinos de 21 años o mayores son consumidores de alcohol, una cifra similar a la media nacional (56%) para los adultos.

La Coalición Unidos mantiene una campaña permanente para reducir las estadísticas de abuso de alcohol entre jóvenes del norte de Manhattan. El reporte “Underage Drinking in Washington Heights and Inwood”, enfocado en escuelas secundarias de estos vecindarios, arrojó cifras preocupantes.

El 14.7% de los estudiantes encuestados consiguieron bebidas alcohólicas con ayuda de un adulto y el 25.5% del grado 12 reconocieron el consumo de licor en sus hogares con el permiso de sus padres.

Los jóvenes adultos de entre 21 y 30 años proveen alcohol a menores de su familia, una práctica que la Coalición Unidos busca frenar.

Para buscar ayuda en español, puede llamar al (212) 348-2644 o visitar www.aa.org.