La madre de Paul Walker pide custodia de su nieta

Cheryl Walker está alegando que la madre de la joven, Rebecca Soteros, es alcohólica y que no puede hacerse cargo de Meadow
La madre de Paul Walker pide custodia de su nieta
Walker quiso que su padre (der.) velara por su herencia y su madre Cheryl (centro) cuidara de su hija.
Foto: Archivo

La madre de Paul Walker, Cheryl Walker, ha comenzado los trámites legales para reclamar la custodia de Meadow, la hija de 15 años del actor, alegando que la madre de la joven, Rebecca Soteros, padece problemas de alcoholismo que la incapacitan para ocuparse de ella.

Antes de la muerte de Paul el pasado mes de noviembre en un accidente de coche, Meadow vivía con su padre en California, a donde se había mudado hace tres años desde la residencia que compartía con Rebecca en Hawái. Sin embargo, en la actualidad madre e hija viven con Cheryl Walker, según la documentación legal presentada por esta última, a la que ha tenido acceso el portal TMZ.

Según el testamento de Paul Walker, Meadow es la única heredera de su fortuna, valorada en $25 millones (18 millones de euros).

El actor también dejó por escrito su voluntad respecto a la tutela de su hija, señalando a su madre -y no a la de la joven- como la guardiana legal más adecuada para ocuparse de ella, y a su padre como el ejecutor legal de su testamento.

En esta ocasión, parece ser que el bienestar de la hija de Paul es la mayor preocupación de todas las partes involucradas, y según el entorno cercano a la familia, Rebecca estaría de acuerdo con que Meadow se quede a vivir en California con su abuela, en quien confía para que -gracias a su experiencia como enfermera- ofrezca la mejor atención posible a su hija en estos momentos tan difíciles.