Lo real es hermoso

Nueva York/EDLP — Ese es el lema con que el artista Nickolay Lamm promociona a “Lammily”, una barbie con medidas reales. La muñeca está basada en un estilo de vida saludable, no usa mucho maquillaje, tiene curvas normales y, por supuesto, se viste cómoda.

Quiere promover los estándares de una belleza real entre las más pequeñas.

Todo partió como un “trabajo de Photoshop“, según contó Lamm al Daily Mail. “Yo sólo quería crear una alternativa (a la Barbie). La gente me escribió preguntando ¿Dónde puedo conseguir una muñeca así? ¿Puedo comprarla?”. Por esto, decidió hacer una campaña de ‘crowdfunding’ que ha sido realmente exitosa —hasta ahora, ha reunido más de $450,000— que lo ayudaron a darle vida a su muñeca.

Ya puedes pre ordenar la tuya en Lammily.com y se espera que en noviembre, Lammily salga a la venta a un valor que bordea los $100.