Seis disciplinas de defensa personal para mujeres

Las artes marciales te darán más confianza y beneficiarán tu salud
Seis disciplinas de defensa personal para mujeres
Una clase de autodefensa puede ayudarte en caso de un ataque.
Foto: Archivo

LOS ANGELES — ¿Pensaste alguna vez en tomar clases de defensa personal? ¿Te preocupa que tus hijos puedan defenderse si alguien los ataca o trata de secuestrar?

En Estados Unidos, una persona es atacada sexualmente cada dos minutos. Cada año, se reportan alrededor de 238,000 víctimas de asalto sexual, mientras que el 97% de los violadores no llegan a pasar ni un día en prisión (datos del Departamento de Justicia de EEUU).

Considerando las estadísticas, tomar una clase de defensa personal parece ser una buena idea. Desde boxeo a Jiu-Jitsu, existen muchas técnicas y ejercicios que no sólo te darán más confianza sino que beneficiarán tu salud.

Enlistamos las técnicas más populares de auto-defensa para que elijas la que más se adapta a tu personalidad.

Karate, boxeo, ¿qué elegir?

1. Jiu-Jitsu: es un arte marcial japonés que se concentra en los centros de gravedad del agresor y la víctima. La técnica está basada en ataques con luxaciones, lanzamientos y estrangulaciones, y no tanto en patadas y golpes.

2. Krav Maga: proviene de Israel e incorpora patadas de karate, rodillazos, Jiu-Jitsu y golpes de boxeo.

3. Aikido: Steven Seagal es su representante más famoso. La técnica se basa en el principio de que al atacar, el agresor deja su defensa vulnerable.

4. Karate: arte marcial tradicional japonés. Utiliza golpes de puño y patadas y coordina la fuerza, la respiración, el equilibrio y la postura. La técnica considera el peso del luchador y su centro de gravedad.

5. Boxeo: deporte tradicional basado en golpes de puño de la cintura para arriba.

6. Kickboxing: esta práctica japonesa mezcla la técnica de boxeo con las artes marciales y se basa en golpes, rodillazos, patadas. Sus movimientos son rápidos y buscan distraer al contrincante.

Nadie está exento de un ataque, pero existen medidas de precaución que pueden ayudar a evitarlo.

• Siempre carga en tu cartera una linterna, un silbato y algún objeto duro, como un lapicero o un manojo grande de llaves, para poder defenderte. Si tienes que atravesar una zona oscura o peligrosa, considera llevar un spray de pimienta.

• No es No. Ya sea que estés en una cita o que acabes de conocer a alguien, sé clara y firme cuando pongas límites para evitar malos entendidos.

• Confía en tus instintos. Si una situación te hace sentir incómoda o nerviosa, no dudes en alejarte. No hagas nada que te sientas presionada o forzada a hacer. No temas parecer grosera si tienes que levantarte e irte.

• El pasado, pisado. El hecho que hayas tenido una relación sexual con una persona en el pasado, no implica que tengas que volver a hacerlo cada vez que se encuentren. No temas decir que No.

• Evita el uso excesivo de alcohol o drogas que pueden afectar tus decisiones.

• Mantente alerta de tus alrededores en los lugares públicos. No te distraigas escuchando música en tu teléfono ni enviando textos. Estaciona tu auto en espacios iluminados.

Si no puedes evitar el ataque, recuerda que los puntos más vulnerables del agresor son los ojos, la nariz, el cuello, la rodilla y la ingle. El dolor y la sorpresa lo distraerán momentáneamente y te permitirán escapar.