Temen por la vida de fundador de Autodefensas en prisión

Hipólito Mora será trasladado al penal de Apatzingán, cuna de los Caballeros Templarios, grupo criminal que enfrentó en Michoacán para frenar las extorsiones
Temen por la vida de fundador de Autodefensas en prisión
Hipólito Mora fue detenido el martes 11 de marzo de 2014, por su presunta coparticipación en un doble homicidio.
Foto: EFE

México.- El fundador de los grupos de autodefensa en el estado de Michoacán, Hipólito Mora, será trasladado este jueves al penal de Apatzingán, cuna de los Caballeros Templarios, la organización criminal contra la que se reveló el año pasado para frenar las extorsiones en la población de La Ruana.

“Lo que le puede pasar en esa prisión será responsabilidad del juez”, alertó Eduardo Quintero, el abogado de Hipólito Mora quien confiaba en que su cliente sería liberado el miércoles “por falta de pruebas” a las acusaciones de asesinato de dos extemplarios.

Contrariamente, el juez cuarto en materia penal resolvió por la noche que sí existen elementos de prueba suficientes para que el líder del movimiento civil armado y colaborador del gobierno contra el crimen organizado sea retenido en prisión, donde enfrentará el proceso promovido por la Procuraduría de Justicia de Michoacán.

De acuerdo con testimonios de familiares de las víctimas, Mora, junto con dos hombres que hoy se encuentran prófugos habrían sido los autores del despojo, amenazas, privación de la libertad, violación de domicilio y muerte de Rafael Sánchez Moreno “El Pollo” y José Luis Torres Castañeda.

Al conocer la resolución, el acusado dio a entender que se trata de una venganza de los poderes ilícitos en el estado. “Hay muchas personas que salieron afectadas con el movimiento que hice, ellos son los que me pusieron aquí, donde no les puedo hacer daño”, destacó el exlíder de las Autodefensas en La Ruana.

Y sobre el traslado del Centro de Readaptación Social (Cereso) David Franco Rodríguez, a 12.5 millas de Morelia, la capital estatal, a Apatzingán, el abogado comentó que “es un acto vil”.

El Centro Preventivo de Apatzingán, en la región de Tierra Caliente, cuenta en su historia reciente con diversas riñas sangrientas entre bandas rivales por el control del penal. En diciembre pasado, seis reos cambiaron de cárcel para evitar un desenlace fatal.