Casa Blanca ignora a campeones especiales

El 'Power Soccer' ha ganado dos títulos mundiales de fútbol en silla de ruedas

Guía de Regalos

Casa Blanca ignora a campeones especiales
Integrantes del combinado Power Soccer durante una charla.

WASHINGTON, D.C.— El futbolista californiano Omar Solorio ayudó al equipo ‘Power Soccer’ a ganar dos campeonatos mundiales de fútbol empujando el balón con sillas de ruedas. Pero, contrario al privilegio que han tenido atletas sin discapacidades, su equipo sigue esperando el reconocimiento de la Casa Blanca.

El presidente Barack Obama, como sus predecesores, ha recibido a numerosos equipos en la Casa Blanca, y el mes próximo será anfitrión de la selección nacional masculina que representará a Estados Unidos en el Mundial de Brasil.

El equipo ‘Power Soccer’ ganó los dos primeros campeonatos mundiales de la categoría, realizados en Tokio 2007 y en París 2011 y espera el reconocimiento de Obama por sus hazañas en la cancha. Sus integrantes esperan que eso se dé durante la misma visita del otro equipo mundialista.

Solorio, que nació con distrofia muscular, espera que “crear más conciencia sobre este deporte” modificado, “y ayudar a que los discapacitados confíen en que ellos también pueden ser campeones mundiales”.

“Fui y sigo siendo un ávido fan del fútbol”, indicó Solorio, residente de Hollister, California. “Sé que hay muchas personas discapacitadas que aman los deportes pero no saben nada de Power Soccer, y cuando se enteran les cambia la vida, como me pasó a mí”.

En el campeonato de 2007, Omar Solorio y su hermano Jairo integraron el conjunto de ‘Power Soccer’ que ganó el primer título.

“Por mi enfermedad genética era tímido, no tenía confianza en mí mismo y pensé que jamás iba a poder jugar mi deporte favorito”, manifestó Solorio, nacido en Estados Unidos de padres michoacanos. “Pero Power Soccer cambió todo eso. Me enseñó que mis únicos límites son los que me impongo”.

Solorio, de 29 años, dedica su tiempo a estudiar en la universidad, disfruta de la música y la lectura, y se mantiene activo en Twitter.

Para lograr ser recibidos en la Casa Blanca, se lleva una campaña de firmas en la página web de causas sociales “Change.org”, con la esperanza de alcanzar 1,000 firmas.

Su entrenador, Chris Finn, no descarta iniciar otra petición en la internet, pero en la página “We the People” de la Casa Blanca, diseñada para el activismo, y que requiere 100,000 firmas para lograr respuesta en 30 días.

“No estamos pidiendo nada especial. Todos los equipos que han ganado campeonatos nacionales o mundiales en otros deportes, como el béisbol o el fútbol americano, han recibido el reconocimiento de la Casa Blanca”, explicó Finn.

“Creo que el presidente Obama ha recibido a 54 equipos de deporte, incluyendo al conjunto masculino de fútbol al aire libre aún sin haber ganado nada. Somos el único equipo de fútbol en Estados Unidos que ha ganado dos copas mundiales consecutivas, y posiblemente ganemos en 2015”, acotó.

Según indicó Finn, el personal que maneja el calendario de Obama le ha dicho que la Casa Blanca recibe un alto volumen de solicitudes y, por falta de tiempo, “la mayoría son rechazadas”.

Finn no se dará por vencido y dijo que buscará el respaldo de otros grupos y asociaciones vinculadas con el fútbol, mientras sigue preparando a su selección para el campeonato de 2015.