Madrid-Barça: más que un clásico

Madrid-Barça: más que un clásico
Cristiano Ronaldo, la máxima figura del Real Madrid.
Foto: EFE

MADRID — El Real Madrid pretende dar en el Clásico del fútbol español un golpe de efecto a la Liga y dejar la lucha por el título en cosa de dos, con el Atlético de Madrid, eliminando del camino a un Barcelona que se juega en el Santiago Bernabéu su último cartucho.

Los ‘blaugranas’, en cambio, buscarán acortar distancias y mantenerse en la pelea, aunque no se debe olvidar la gran temporada del Atlético de Madrid, que podría salir beneficiado de este partido.

Real Madrid comanda la clasificación con 70 unidades, por encima de los ‘colchoneros’, que tienen 67, y de los catalanes, que suman 66 puntos.

Cantada está la rivalidad deportiva del portugués Cristiano Ronaldo y el argentino Lionel Messi, de quienes se espera un gran aporte para ayudar a sus equipos, pero existen otros elementos de los que se espera más.

En el clásico anterior, en el Camp Nou, brillaron el brasileño Neymar y el chileno Alexis Sánchez, autores de los goles del Barcelona en el triunfo 2-1; Jesé descontó por el Madrid.

El director técnico blaugrana, el argentino Gerardo Martino, tiene claro que la visita al Bernabéu pasa sólo por un triunfo.

“El empate no es un buen resultado para nosotros. Lo que necesitamos es ganar el partido”, dijo ayer ‘Tata’ Martino tras el último entrenamiento del Barça, que viaja hoy mismo a Madrid.

“Estamos con mucha ilusión y con expectativas de ganar el partido de mañana (hoy) y haremos todo lo necesario para acortar las distancias”, agregó el timonel argentino, quien destacó que Messi es un factor determinante..

“Es el jugador emblema de la institución y aparece siempre”, resaltó. “Tenemos expectativas de que tenga un buen encuentro, porque si es así, sucederán cosas buenas”.

El técnico del Real Madrid, el italiano Carlo Ancelotti, reconoció que ha “olvidado” su último triunfo sobre el Barcelona, en 2004 cuando dirigía al Milan.

“Lo más fácil de decir es que ya es hora para mi de ganar o con suerte tener jugadores que han ganado a un equipo muy fuerte”, manifestó ayer el entrenador italiano, quien descartó que ninguno de los dos equipos tenga más presión.

“Es un partido siempre importante, distinto al resto, en el que tienes la misma presión. No hay una distinta”, destacó el técnico ‘merengue’, quien dijo que no piensan en el empate. “Tenemos una pequeña ventaja por jugar en casa… La ayuda de los aficionados puede ser importante”.

El técnico del Madrid, no piensa que el título vaya a quedar decidido en caso de triunfo de su equipo sobre el Barcelona que pasaría a aventajarle en siete puntos, y pidió respeto para el Atlético de Madrid, tercer equipo en pelea por el título de la Liga.

El italiano tampoco cree que lo que pase en el Clásico liguero vaya a condicionar la final de Copa del Rey que disputarán en Mestalla su club y Barcelona. “Es otra historia, aquí tenemos una competición distinta, con un partido tan importante como otros partidos”, dijo.

El clásico entre Real Madrid y Barça abre una jornada clave para el Atlético, que no se fija demasiado en el duelo del Santiago Bernabéu, sino que se centra sin distracción en el choque que disputará antes con el Betis, porque sabe que lo que ocurra en ese partido sólo será beneficioso si gana en Sevilla.

Si pierde o empata será un paso atrás en su sensacional temporada, que lo ha puesto en cuartos de final de la Liga de Campeones, le mantiene en la pugna por la Liga y le pone hoy en una nueva prueba contra un rival en el polo opuesto de la clasificación y al que aventaja en 48 puntos. Suma 17 triunfos más.

“Dependemos de nosotros mismos para seguir enganchados a esta situación y para eso habrá que jugar un partido donde no hay espacio para la duda”, declaró el entrenador colchonero’, el argentino Diego ‘Cholo’ Simeone. “Llega un momento en que, como decía Luis Aragonés, hay que ganar, ganar, ganar y volver a ganar y para eso no hay espacio para la duda”.

—Servicios Noticiosos