Fuerte sismo de 6.1 estremece norte de Chile

Las autoridades no reportan víctimas pero si de desprendimientos de rocas, algunos derrumbes, cortes de energía y del servicio de Internet

Santiago de Chile.- Un fuerte sismo de magnitud 6.1 grados estremeció al extremo norte de Chile sin que se informara de desgracias personales pero si de desprendimientos de rocas, algunos derrumbes, cortes de energía y del servicio de Internet.

Según el Centro Nacional de Sismología, el fenómeno telúrico se sintió a las 15.20 hora local y su epicentro se situó a 59 millas al noroeste de Iquique, a unas 1,149 millas al norte de Santiago y 21.4 millas de profundidad.

Los habitantes de la ciudades de Iquique y de Arica, esta última fronteriza con la ciudad peruana de Tacna y otras localidades cercanas corrieron a lugares abiertos, aunque en forma ordenada y tranquila.

En tanto, el Servicio Hidrográfico y Oceanográfico de la Armada (Shoa) informó que el sismo no tiene características para la ocurrencia de un tsunami en las costas de Chile.

Por su parte, la Oficina Nacional de Emergencia (Onemi) dependiente del Ministerio del Interior, precisó que el temblor de tierra afectó a las regiones de Arica y Parinacota y Tarapacá.

En su informe consigna que 14 ciudades y localidades fueron afectadas por el sismo con intensidades que fluctuaron entre los 6 y 4 grados en la escala internacional de Mercalli, que va del 1 al 12.

Este temblor viene a sumarse a los tres sismos que este sábado estremecieron a Iquique con magnitudes de entre 5.8 y 5.2 Richter y a las más de 160 réplicas que se han sentido en la zona después del fenómeno telúrico de magnitud 6.7, el pasado domingo, y que originó incluso, un alerta preventiva de tsunami.

Ese día, unas 100,000 personas dejaron sus viviendas en busca de lugares más seguros, después de que la Oficina Nacional de Emergencia (Onemi) hiciera sonar sus alarmas de evacuación y no regresaron a ellas hasta tres horas después cuando las autoridades se aseguraron de poder levantar la alerta de maremoto.

Los sismólogos han calificado gran parte del norte de Chile como una “zona caliente” para un gran terremoto, ya que desde 1878 no se registra un temblor de gran magnitud en esa zona.

Los sismólogos manejan un rango de entre 70 y 100 años el tiempo transcurrido para que un sismo se vuelva a registrar en la misma zona que en este caso también afectaría el sur de Perú.