Continúa la guerra por las escuelas charter en NY

NUEVA YORK — La guerra de las escuelas charter parece no tener fin. Mientras el alcalde Bill de Blasio modera su oposición a estos centros privados, un sector de padres y líderes comunitarios denuncian que reciben un trato favorable del gobierno estatal en perjuicio de la educación pública.

De Blasio dijo ayer en un programa de radio local que su decisión de bloquear el uso de espacio de escuelas públicas en Harlem de las charter Success Academy no fue convenientemente explicada. “Tendríamos que haber dicho desde el principio que nuestra intención nunca fue dejarles sin un lugar para ser educados”, dijo De Blasio. “Esos 194 estudiantes tendrán un gran edificio para cuando llegue septiembre”.

El alcalde, quien ha repetido en varias ocasiones no estar en contra de las escuelas charter pero que la prioridad es defender a la educación pública, manifestó que el proceso de adjudicación del espacio fue tomado de manera apresurada por la administración de su predecesor, Michael Bloomberg.

El alcalde ha sido blanco en las últimas semanas de una multimillonaria campaña publicitaria en su contra financiada por defensores de las escuelas charter, acusándole de ir en contra de sus alumnos. Mientras tanto, los opositores al trato preferencial de las charter también continúan adelante con su propia campaña. Varios padres de alumnos de escuelas públicas se congregaron ayer en la Soundview Academy de El Bronx, una de las escuelas designadas para compartir espacio con la Success Academy, para protestar por la postura del gobierno estatal.

En su resolución presupuestaria, el Senado Estatal, liderado por una coalición de legisladores republicanos y demócratas independientes, propuso entre otras cosas que este tipo de centros sean elegibles para ayudas estatales para su construcción.

Los manifestantes consideran que el senador Jeff Klein, colíder demócrata de la cámara legislativa, está perjudicando claramente a la educación pública con sus decisiones. “Cuesta creer que el senador Klein sea demócrata, cuando actúa como republicano”, señaló Gail Gadsden, que tiene un hijo matriculado en una escuela pública de El Bronx.

“La ayuda escolar que ha propuesto es inaceptablemente baja y es una falta de respeto para estudiantes como mi hijo”, agregó. “Me enfurece que al mismo tiempo quiera darle recursos extra y privilegio a las escuelas charter y a las privadas”.