Planned Parenthood expande sus servicios a Queens

Como muchas personas de nuestra comunidad ya saben, las latinas y latinos de la ciudad de Nueva York seguimos luchando para obtener los servicios de salud que necesitamos, sobre todo servicios culturalmente competentes. En Queens, estas necesidades insatisfechas de servicios de salud se ven agravadas por el cierre reciente de algunos hospitales, tales como el Parkway, St. John’s y Mary Immaculate. Es por eso que estoy tan orgullosa de compartir que Planned Parenthood of New York City—que brinda atención médica asequible y de calidad sin importar la raza, el nivel de ingresos, el género, la orientación sexual, el seguro médico ni el estatus inmigratorio—se está expandiendo al condado de Queens.

En el 2015 se inaugurará un centro de salud equipado con la última tecnología y estará convenientemente situado cerca de un importante intercambiador de transporte público en Long Island City. Uniéndose a la labor de nuestros centros en los cuatro distritos restantes, el centro de salud de Queens ofrecerá la gama completa de servicios de salud reproductiva, que incluyen exámenes de detección de cáncer que salvan vidas, servicios de anticoncepción, pruebas de Papanicolaou, servicios de salud mamaria, pruebas y tratamientos relacionados con las infecciones de transmisión sexual (ITS) e información sobre salud sexual, entre otros servicios de salud esenciales. El centro también realizará abortos quirúrgicos y con medicamentos.

Especialmente para el caso de nuestra comunidad, que sigue enfrentando altas tasas de mortalidad a causa del cáncer de cuello uterino—una enfermedad totalmente prevenible—estas pruebas de detección básicamente salvarán las vidas de muchos de nuestros seres queridos.

Sabemos que los residentes de Queens—de los cuales más de una cuarta parte son latinas o latinos—están buscando servicios de salud reproductiva de alta calidad, asequibles y de fiar, sin importar cuál sea su ubicación. En la actualidad, cerca de 5,400 residentes de Queens viajan, a veces largas distancias, a nuestros centros de salud en otros distritos para recibir atención médica. Otros tienen que hacer frente a un acceso limitado en sus comunidades a la atención preventiva esencial.

En Queens, cerca de seis de cada 10 embarazos no son planeados, y en algunos barrios las tasas son aún más altas. Por ejemplo, West Queens tiene una de las tasas más altas de VIH, de enfermedades de transmisión sexual y de embarazos en adolescentes en la ciudad de Nueva York. Desafortunadamente, en Queens las latinas tienen las mayores tasas de diagnóstico de VIH, y las tasas de aborto indican que las latinas no tienen acceso a los métodos de anticoncepción que necesitan para planificar sus familias.

Para las latinas y latinos de Queens que luchan para ganarse la vida, y para aquellos que siguen enfrentándose a obstáculos a la hora de recibir servicios de salud debido a su estatus inmigratorio, barreras culturales o idiomáticas, o a causa de la disminución del número de proveedores de servicios, este centro de salud será un recurso importante. No rechazaremos a nadie.

Este centro de salud es un paso más hacia asegurar que todas las personas en nuestra comunidad puedan obtener la atención que necesitan, de la forma en que la necesitan y cuando la necesitan.