Acusado en caso Russo busca que no lo juzguen como adulto

Si la defensa de Franklyn Reyes logra un acuerdo, el adolescente podría evitar la cárcel
Acusado en caso Russo busca que no lo juzguen como adulto
Franklin Reyes, acusado de manejar sin licencia, compareció ayer ante la corte de Manhattan.
Foto: EDLP / Humberto Arellano

NUEVA YORK – En un intento de evitar la cárcel para Franklin Reyes, el adolescente que manejando sin licencia mató a la niña Ariel Russo, la defensa no quiere que se le juzgue como adulto.

El juez Gregory Carro concedió a su abogado Martin Schmukler hasta el 30 de abril para que presente un pre-acuerdo de culpabilidad, antes de decidir sobre su petición.

De ser tratado como delincuente juvenil, Reyes podría eludir la cárcel o al menos que, una vez cumplida su sentencia, sus antecedentes queden sellados para que no aparezcan en su historial.

El tratamiento juvenil es poco probable que suceda ya que la familia de la víctima se opone al mismo, y tiene derecho a ser consultada sobre el acuerdo. Los padres de Russo, Sofía y Alan, calificaron el posible acuerdo de inapropiado. “En los casos en que los jóvenes hacen algo estúpido está bien, pero ¡él quitó la vida a mi hija!”, dijo la madre sin poder contener las lágrimas. La mujer está embarazada y espera un varoncito para mayo.

“Estamos pagando un alto precio por sus acciones y es insultante que quiera que le den una palmadita en la mano o que nadie tenga acceso a su récord en el futuro”, afirmó Alan.

Reyes (17) iba a la escuela, el 4 junio pasado, manejando sin licencia el auto familiar por la calle 89 del Upper West Side. La Policía le detuvo por conducción temeraria, pero cuando se aproximaban al vehículo se dio a la fuga, perdiendo el control del auto, matando a Russo (4) y dejando gravemente herida a su abuela Katia Gutiérrez (44), que la llevaba al colegio.

Con la familia estaba su abogado Sandford Rubenstein, que lleva la demanda civil de $40 millones contra la ciudad por la demora de los servicios de emergencia, debido a un error de la operadora del 911. “No hay razón para que no sea juzgado por lo que hizo. La magnitud de su crimen enviaría un mensaje equivocado a los jóvenes: que puedes hacer algo terrible y no ser castigado, ¡no lo aceptaremos!”, exclamó Rubenstein.

Por su parte Schmukler, abogado de Reyes, defendió su petición, resaltando: “No estaba robando un banco, iba a la escuela, alguien debería recordar eso”.