Michael Peña se identifica con su personaje

Dice que recordó muchos a sus padres al saber más sobre la vida del líder
Michael Peña se identifica con su personaje
Una escena de César Chávez, la película.
Foto: suministrada

Nueva York — En los últimos días Michael Peña, ha estado sobrecargado de trabajo. Su voz denota cansancio, pero también suena a felicidad y sobre todo a orgullo.

Peña ha dividido su tiempo de las semanas pasadas entre viajes a Canadá y Europa, para cumplir con compromisos de trabajo y a eso se le suma una apretada agenda de entrevistas para promocionar el largometraje “César Chávez”.

En entrevista con La Opinión, el actor platicó de su orgullo por representar a un líder como César Chávez, no sólo por la labor que realizó por los trabajadores del campo en este país, sino porque encuentra una identidad muy cercana con la historia de sus padres, quienes fueron campesinos antes de emigrar de México a Estados Unidos.

¿Cómo te sentiste de representar a un personaje como César Chávez?

Orgulloso y nervioso. Sentí mucha presión y muchos nervios representar este papel, por lo que él significa para la comunidad y porque recordé mucho a mis padres.

¿Tus padres fueron campesinos?

Sí, pero cuando estuvieron en México. Mi mamá —que ya no está con nosotros— era de San Luis Potosí y papá es de Jalisco, y ellos trabajaban en el campo y en las mismas condiciones que tenían aquí a los campesinos, y ellos tenían el sueño americano, por eso se fueron [emigraron] a Chicago para que nosotros viviéramos mejor.

¿Siempre supiste de la vida de César Chávez?

Mi mamá y mi papá siempre nos hablaron de César Chávez, de lo que estaba haciendo por los campesinos, pero nunca supe de la vida de él hasta que hice la película.

¿Qué fue lo que más te impresionó de su vida?

Me impresionó saber que después de todo lo que había logrado, él seguía siendo un hombre ordinario y que nunca perdió la humildad. Que siempre fue una persona sencilla, sin protagonismos y que en un principio no quería estar al frente de ese movimiento pero que lo tuvo que hacer por no había nadie más que quisiera hacerse cargo. Pero además no fue de esos líderes que se parecen más a los políticos que les gusta estar más frente a las cámaras.

¿Cómo fue trabajar con Diego Luna?

Me encantó trabajar con Diego, es muy divertido y siempre tiene una muy buena energía.

¿Será esta película atractiva para el público anglo, que no sea latino?

Podría ser. Esta es una película de un latino pero nacido en este país y que su acción forma parte de la historia de esta nación y ese sólo hecho la hace interesante.

¿Por qué crees que es importante que los latinos apoyen las películas de latinos?

Muchos de mis hermanos latinos fueron a ver mi película End of Watch y tuvo un gran éxito, eso facilitó que estuviera más días en cartelera. Cuando los latinos apoyen más las cintas donde hay latinos o que son hechas por latinos, en Hollywood le van a poner más interés a nuestros temas latinos.

De todo lo que aprendiste de César Chávez ¿con qué mensaje de su vida te quedas?

Esta película me dejo cosas valiosas. Yo no voy a convertirme en un político o un líder, pero sí me uniré [a promover] al [movimiento del] Voto Latino con Rosario (Downs) y América (Ferrera), lo que queremos con eso es hacer conciencia para que todos los latinos voten.