Ayude a su hijo en temporada de exámenes

Ayude a su hijo en temporada de exámenes
Esta semana los estudiantes de la ciudad rendirán exámenes.
Foto: archivo

Igual que el año pasado esta semana todos los estudiantes de tercero a octavo grado tomaran el examen del estado de Nueva York en lectura. Estas pruebas han cobrado mucha importancia en los últimos años porque el progreso y rendimiento de los estudiantes determina el éxito de una escuela e incluso la tasa de rendimiento del profesor.

Para los estudiantes, los resultados también determinan a cual escuela intermedia o secundaria podrán asistir. Por lo tanto, son exámenes de mucho significado.

Déjeme decirle como los padres pueden ayudar a su hijo durante esta temporada de alto estrés. Ayúdenles a:

Dormir suficiente. Asegúrese de que su hijo se acueste a dormir temprano cada noche antes de un examen. Así su hijo estará totalmente descansado y capaz de enfrentar la demanda del examen.

Un buen desayuno. Asegúrese de que su hijo/a tome un buen desayuno la mañana del examen. Esto le dará al alumno la energía necesaria para estar alerta. Un desayuno lleno de azúcar, como donas, cereales azucarados o soda, no ayudan por que durante el examen se desploma la energía de la azúcar y el alumno empieza a sentirse aletargado y soñoliento. Un desayuno con proteína y frutas lo sostendrá durante el examen.

Llegar a la escuela a tiempo. Asegúrese de que su niño llegue a la escuela a tiempo los días de exámenes. [Debe llegar a la escuela a tiempo todos los días.] Si el estudiante llega a la escuela después que el examen ha comenzado no puede tomar el examen. Entonces la escuela tiene que tomarle el examen otro día a otra hora, que quizás no sea la mejor para el estudiante. Si su hijo llega tarde pero todavía a tiempo para tomar el examen usted ha creado una situación estresante para su hijo, incluso poniéndolos nervioso antes de que comience la prueba. Es mejor que llegue a tiempo para estar presente cuando el profesor les ayuda a relajarse.

Mantenerse libre de estrés. Asegúrese de no crear estrés o drama adicional durante la temporada de exámenes. No pelee e intente mantener su vida tranquila y segura. Tomando estas pruebas es suficientemente estresante sin tener que bregar con otras tensiones en sus vidas. Haga todo lo posible por mantener su vida libre de estrés.

Sus hijos están haciendo su trabajo esforzándose para hacer lo mejor que pueden durante los exámenes, haga su parte siguiendo estos sencillos pasos.