Ponen freno a La Máquina

Un Atlas valiente y efectivo derrota a Cruz Azul en su fortín

Martín Barragán (28) celebra uno de sus goles, ayer, en el encuentro frente a los cementeros de Cruz Azul.
Martín Barragán (28) celebra uno de sus goles, ayer, en el encuentro frente a los cementeros de Cruz Azul.
Foto: MEXSPORT

MÉXICO, D.F.— El Atlas dio un paso fundamental hacia su salvación al pegarle 3-1 como visitante al líder Cruz Azul.

Tal y como en la víspera lo advirtió Federico Vilar, los Rojinegros se sienten cómodos fuera de su territorio, donde suman cuatro triunfos en el torneo que hoy los tienen a siete puntos de distancia del Atlante en la lucha por no descender.

Cruz Azul no pudo amarrar la clasificación a la Liguilla porque fue un cuadro impreciso y desconcentrado, tanto que los tres minutos ya perdía con un golazo de Martín Barragán, el hombre de la tarde porque se despachó con un doblete, el primero de sus tantos al ángulo superior izquierdo.

La Máquina reaccionó y tuvo 15 minutos de gran calidad, con acciones que exigieron a tope a Vilar, quien con grandes lances salvó su meta tras los cabezazos de Marco Fabián y Mauro Formica.

El guardameta no pudo hacer más en el tiro de esquina en el que Mauro Formica peinó el balón y dejó solo a Marco Fabián para el empate al 12′.

Pero después Cruz Azul fue una orquesta de errores y los Zorros sólo estaban a la caza de una oportunidad, como la que se les presentó al 32′ cuando José Ortigoza filtró el balón a la zona de Fausto Pinto y Maikon Souza venció a Jesús Corona con un disparo raso.

Al 44′ llegó la puntilla luego de que Gerardo Torrado perdió el balón en la salida y Maikon envió un centro al que llegó oportuno Barragán para driblar a Corona y anotar el tercero del Atlas.

En el complemento a los visitantes les bastó con atrincherarse y La Máquina no tuvo la creatividad para cambiar la historia.

“A descender, a descender, rojinegros, a descender”, cantó la barra La Sangre Azul a sus homólogos del Atlas.

Lo cierto es que tras el partido de hoy los Zorros están más vivos que nunca en la Primera División, con 17 puntos.

Y Cruz Azul dejó ir la posibilidad de clasificarse a la Liguilla, aunque seguirá como líder general con sus 29 unidades.

En casa, la Máquina tenía marca perfecta de cinco victorias en igual número de compromisos.