Dimite jefe policial de PR

San Juan/Servicios noticiosos — El gobernador de Puerto Rico, Alejandro García Padilla, retiró ayer el nombramiento de James Tuller Cintrón como jefe de la Policía local, un cargo que ejercía desde hacía cuatro meses, aunque aún no había sido confirmado en el puesto.

“El señor Tuller Cintrón me ha solicitado que retire su nombramiento para permitirle atender asuntos personales surgidos durante su proceso de confirmación. Agradezco su disposición y el tiempo que brindó al servicio de Puerto Rico”, indicó García Padilla.

En un escueto comunicado de prensa detalló que el coronel Juan Rodríguez asume desde hoy (ayer) el cargo como superintendente interino, hasta que se designe a otra persona.

Tuller Cintrón se estrenó como jefe de la Policía de Puerto Rico el pasado 1 de diciembre, aunque su cargo aún no había sido confirmado por el poder legislativo de la isla.

El portavoz del Senado del Partido Popular Democrático, Aníbal José Torres, confirmó a la emisora local Radio Isla que la Comisión Técnica de Nombramiento había solicitado a Tuller Cintrón más información sobre sus declaraciones contributivas mientras vivía en Nueva York.

Irregularidades detectadas en ese proceso terminaron desaconsejando la confirmación en su puesto de un policía de carrera que había sido designado para reemplazar a Héctor Pesquera, quien dimitió afectado por presiones internas y con el complicado trabajo de contener la elevada violencia que azota a la isla.

“He pedido al gobernador de Puerto Rico, Alejandro García Padilla, que retire mi designación del Senado de Puerto Rico al puesto de superintendente de la Policía de Puerto Rico, efectivo al 31 de marzo de 2014”, indicó James Tuller Cintrón en un comunicado escrito.

“Los cuatro meses que he estado designado como superintendente me han hecho comprender que esta es la mejor decisión que puedo tomar para el bien de mi familia y el mío propio. Al Gobernador las gracias le doy por haber depositado su fe en mí, a la Policía mi respeto por el trabajo que realizan y la pasión que sienten, les exhorto a que sigan luchando por lograr un mejor Puerto Rico”.

Y añadió: “Al pueblo, mi eterno agradecimiento por las continuas muestras de cariño que he podido palpar en estos cuatros meses que he estado como superintendente designado. Mi único deseo al venir a Puerto Rico fue servir a la patria de mi madre y a mi patria también… De ahora en adelante no haré más comentarios al respecto”, aseguró.