Dominicana contra fraude a inmigrantes en Brooklyn

Maritza Mejía-Ming dirigirá la nueva unidad en la fiscalía del condado que ofrecerá educación y recursos contra estos crímenes

NUEVA YORK – Los inmigrantes de Brooklyn tendrán una defensora de origen dominicano: Maritza Mejía-Ming, que fue nombrada ayer jefa de la nueva Unidad Contra el Fraude de los Inmigrantes por el fiscal de ese condado Kenneth P. Thompson.

Mejía-Ming (42) tiene una amplia experiencia judicial, habiendo trabajado en la fiscalía de Brooklyn como asistente de fiscal desde 1997. La unidad depende de la División de Investigaciones dirigida por William Schaeffer e investigará y perseguirá los crímenes que tienen como objetivo a las comunidades inmigrantes. “Los indocumentados son particularmente vulnerables al fraude en áreas como empleo, vivienda y regularización de estatus”, dijo en un comunicado Thompson.

El organismo ofrecerá educación y recursos a los inmigrantes contra estos crímenes, además de llevar a cabo investigaciones y acusaciones. Entre los delitos más habituales figuran “falsos abogados” que, supuestamente, les asesoran legalmente o prometen regularizarles su estatus migratorio e individuos que a cambio de una tarifa les ofrecen desde viviendas a entrenamiento que les proporcionará empleo.

El Diario/La Prensa ha cubierto múltiples casos relacionados con este tipo de crímenes. El más reciente y que tiene fijada su próxima comparecencia en la corte de Manhattan para el 13 de abril es el de Jorge Molina. Este caso tiene la particularidad de que el acusado pretendía trabajar para un bufete de abogados de inmigración. Estos desconocían su fraude y su única relación con él era que habían tramitado su estatus migratorio.