Le pasan la escoba a los Mets

Le pasan la escoba a los Mets
Zack Wheeler tampoco pudo llevar a los Mets a su primer triunfo.
Foto: getty images

Nueva York — Los Mets siguen encontrando maneras para desilusionar a su afición.

Y de nuevo el pitcheo estropeó una buena labor de su abridor, en este caso Zach Wheeler, quien trabajó seis entradas, en las que concedió siete imparables y tres carreras limpias, en la derrota por 8-2 ante los Nacionales del Washington, que completaron de esta forma la primera barrida de la naciente temporada.

Y es que la pírrica ofensiva, con apenas tres juegos disputados, no muestra señales de vida.

Eric Young Jr., Travis d’Arnaud y Lucas Duda, se fueron sin hits en la serie ante los capitalinos y, la flamante contratación en los jardínes, el exyankee Curtis Granderson consiguió su primer imparable con los metropolitanos, cuando impulsó las únicas dos carreras de su novena con un doblete.

Esa sería la única muestra ofensiva de los Mets en la tarde, pues el pitcheo rival se encargaría de cerrar cualquier intento de alterar la pizarra, y a su vez el relevo local no podía contener los bates contrarios.

Mientras Washington arrancó la campaña con foja de 3-0 por segunda temporada consecutiva, los Mets cayeron a 0-3 por primera vez desde 2005. No habían perdido sus tres primeros partidos en casa desde 1997.

Esta noche, a partir de las 7:10 p.m., los Mets iniciarán serie en su casa ante los Rojos de Cincinnati.

Por los locales, que saldrán en busca de su primera victoria, lanzará el dominicano Jenrry Mejía, mientras los visitantes llevarán a Mike Leake a la lomita de los sustos.