Padre de infante Tierra Morgan pagará por asesinarla

Según los fiscales, Arthur Morgan III mató a la niña en un ataque de celos, para vengarse de su madre
Padre de infante Tierra Morgan pagará por asesinarla
Tierra Morgan-Glover falleció en noviembre de 2011.
Foto: Archivo

Nueva York – Arthur Morgan III, acusado de matar a su hija de dos años tras lanzar su coche a un arroyo de Nueva Jersey con la niña atada en el asiento, fue declarado culpable de asesinato.

Los miembros del jurado declararon que Morgan asesinó el pasado noviembre de 2011 en un arroyo a su hija, Tierra Morgan-Glover, y le acusaron además de negligencia infantil y de no respetar la custodia.

Pendiente de la sentencia judicial, el próximo 28 de mayo, el asesino podría pasar su vida en prisión por ahogar en un arroyo de un parque en Wall Townshop, cerca de la costa de Nueva Jersey, a su hija que aquel día llevaba unas zapatillas de deporte negras y moradas que más tarde sobresalieron del agua.

Según los fiscales, Morgan, de 29 años, mató a la niña para vengarse de su madre en un ataque de celos.

Cuando se encontró el cuerpo, Tierra Morgan-Glover estaba todavía atada en su asiento del coche y para asegurarse de que el cuerpo no flotara, el condenado se sirvió del gato del coche, dijo la fiscalía.

Los abogados defensores pidieron que el acusado fuera considerado homicida imprudente, lo que podría conllevar que Morgan fuera liberado en cinco años.

En el alegato final antes de la resolución del jurado, la defensa defendió que el acusado siempre pensó que la familia de la madre no cuidaba bien a la hija asesinada y que el acusado no pensaba con claridad en el momento en que murió la niña.

El estado mental del acusado el día de la muerte de la niña es clave para determinar qué tipo de homicidio se aplica.

Según el forense la niña murió a causa de “violencia homicida, incluyendo la inmersión en el agua”.

Además, añadió el forense, la niña pudo ser consciente durante tres minutos después mientras intentaba respirar en el agua y puede que se mantuviera con vida cinco minutos después.

Después de que muriera su hija, Morgan huyó a California y fue arrestado días después en San Diego.

Justo antes de que se produjera la resolución por parte del jurado, se pidió ver la declaración que Morgan hizo a la policía cuando fue encontrado en San Diego.

En ella el acusado defendió que amaba a su hija, que rezaba todos los días por ella y que antes de verla por última vez la besó.