Iglesias no podrán estar en las escuelas

Religiosos podrían apelar la decisión al tribunal Supremo
Iglesias no podrán estar en las escuelas
Un grupo de líderes religiosos rechazó el fallo de una corte de apelaciones que les prohíbe tener servicios religiosos en edificios escolares.
Foto: EDLPMarlene Peralta

Nueva York – Varios líderes religiosos se congregaron ayer en la Alcaldía para expresar su rechazo al fallo de una corte federal que les prohíbe a las iglesias ofrecer sus servicios en edificios escolares.

“Nueva York es la única ciudad en todo Estados Unidos donde se les prohíbe a instituciones religiosas ejercer sus libertades religiosas”, dijo el concejal Fernando Cabrera (D-Bronx), quien es también pastor de una iglesia evangélica.

Los pastores argumentan que muchas congregaciones en barrios pobres dependen de estos espacios para llevar a cabo sus servicios. Además, aclaran que usan los espacios fuera del horario escolar.

El alcalde Bill de Blasio expresó su apoyo a las iglesias tras el fallo del jueves, y dijo durante una conferencia de prensa que las entidades religiosas merecen el mismo acceso que cualquier otra organización sin fines de lucro.

Sin embargo, el presidente de la Comisión de Educación del Concejo Municipal, Daniel Dromm, dijo que la corte tomó la decisión correcta.

“El alcalde debería dejar de estar presionando por el caso. Las cortes hablaron lo suficiente. Déjelo estar”, expresó el concejal, quien dijo que la ciudad apoya los principios de separación de iglesia y estado y libertad religiosa.

“Creo que la Canciller Fariña debería cumplir con su testimonio jurado de bloquear el uso de escuelas públicas por las iglesias”, agregó Dromm en un comunicado.

La decisión de la segunda Corte de Apelaciones del Estado terminó el jueves con una batalla de casi dos décadas entre el Departamento de Educación y una iglesia evangélica de El Bronx.

En 2012, la juez federal Loretta Preska determinó que el Departamento de Educación violó la Primera Enmienda a la Constitución, que protege libertad de expresión, por no permitir que Bronx Household of Faith usara la escuela PS 15 en University Heights para sus servicios dominicales.

Sin embargo, esta decisión fue revertida el jueves por un panel de tres jueces que determinó, por dos votos a uno, que la prohibición del Departamento de Educación fue constitucional. Según los jueces que anularon la decisión de la juez Preska, la prohibición no restringe la libertad de expresión; sin embargo, ceder una escuela pública a una iglesia podría violar la Cláusula de Establecimiento de la Primera Enmienda de la Constitución, que prohíbe al gobierno promover una función religiosa.

Los religiosos dijeron que llevarán sus reclamos a la Corte Suprema si es necesario.

“Entiendo que la iglesia y el estado deben estar separados, pero el que se rechace una transacción donde una iglesia le paga el espacio [a una escuela] en un horario donde no hay estudiantes es absurdo”, dijo por su parte el Reverendo Erick Salgado.