Jornaleros de Bay Parkway batallan por justicia laboral

El año pasado, el Proyecto de Trabajadores por Justicia Laboral logró un promedio de 90 contratos mensuales y hubo sólo cinco casos de robo de salario
Jornaleros de Bay Parkway batallan por justicia laboral
Los jornaleros del Bay Parkway Community Job Center se reúnen todos los días en busca de trabajo.
Foto: EDLP / Mariela Lombard

NUEVA YORK — A punto de celebrar su 11º aniversario, el Centro Comunitario de Trabajadores de Bay Parkway (Bay Parkway Community Job Center) no solo ha servido a los jornaleros de Brooklyn para defenderse del abuso laboral, el discrimen y el acoso de la Policía; también ha tenido que luchar por su supervivencia varias veces.

La improvisada estructura en que solía reunirse el grupo, a pocos pies de las playas del sur de Brooklyn, fue demolida al ser arrastrada por una marejada durante el huracán Sandy, en noviembre de 2012. El año pasado, funcionarios electos del área contribuyeron con la instalación de un pequeño tráiler acondicionado como oficina, un espacio limitado para asistir anualmente a unos 500 trabajadores.

“Usamos un baño portátil y un generador nos provee electricidad. Tenemos tres calentadores eléctricos para mantenernos tibios en días de mucho frío”, dijo Javier Gallardo, coordinador y cofundador del centro. “Necesitamos una oficina digna”.

El activista destacó que esta necesidad corresponde a un crecimiento de “paradas” (centro de recogida de trabajadores por día) en el condado, que pasaron de dos a seis en 2013.

“En la ciudad hay 10,000 trabajadores por día que requieren servicios y representación, pero las agencias dedicadas a asistirlos tenemos limitados recursos para cumplir con esa labor”.

El Centro Comunitario de Trabajadores de Bay Parkway, establecido en marzo de 2002 por la extinta organización Proyecto de Trabajadores Latinoamericanos (PTLA), comenzó su lucha contra la intolerancia cuando eran pocas las protecciones que gozaban los trabajadores por día de Brooklyn.

Las llamadas constantes a la Uniformada causaron un clima de tensión que, sumado al robo de salarios y el abuso patronal, obligó a los jornaleros a organizarse para lograr empoderamiento y visibilidad.

“Colaboramos en las labores de ayuda y remoción de escombros luego de los ataques terroristas del 11 de septiembre, pero no teníamos rostro para las autoridades. Éramos solo mano de obra”, argumentó el ecuatoriano Pedro Auquilla, uno de los primeros jornaleros de Bay Parkway. “Trabajamos sin entrenamiento, ni protección. Urgía dignificar nuestras condiciones laborales”.

Desde su fundación, el Centro Comunitario de Trabajadores logró un histórico progreso en la protección de los trabajadores por día. Sin embargo, PTLA perdió los fondos, en 2008, y los jornaleros volvieron a las sombras al quedar sin representación por dos años.

“Necesitamos fondos de la ciudad. En los últimos años nos hemos autofinanciado con cuotas voluntarias”, explicó el mexicano Victorino de la Cruz. “Existe mayor conciencia de nuestras necesidades, pero las carencias aún son muchas y están poco atendidas”.

En 2010, el Proyecto de Trabajadores por Justicia Laboral (WPJ) retomó la organización de los jornaleros, bajo la dirección de la inmigrante ecuatoriana Ligia Guallpa, hija de un trabajador por día y de una obrera.

“Comencé a organizar en PTLA a los 24 años luego de graduarme de la universidad”, apuntó. “Me motivó conocer de primera mano la realidad de los jornaleros y las condiciones inhumanas que están obligados a encarar”.

El año pasado, la organización logró un promedio de 90 contratos mensuales y hubo sólo cinco casos de robo de salario, todos recuperados gracias a su clínica legal gratuita.

En 2013, más de 600 trabajadores por día, en Brooklyn, se beneficiaron con talleres de seguridad ofrecidos por la Administración de Seguridad y Salud Ocupacional (OSHA), y unos 400 jornaleros recibieron equipo de protección personal. El pago por hora en la parada de Bay Parkway se incrementó de $8 a un promedio de $18.84, dependiendo el trabajo. El Centro de Trabajadores fue una de las primeras organizaciones en responder a la catástrofe del huracán Sandy, con voluntarios en la remoción de escombros y trabajos de construcción.

El Centro de Trabajadores celebrará su undécimo aniversario el 11 de abril, a las 11 a.m., en 8973 Bay Parkway, cerca de la tienda Toys “R” Us. Se espera la asistencia de la presidenta del Concejo Municipal, Melissa Mark-Viverito, y de otros funcionarios electos.