Andrea Arroyo, celebrando las minorías y feminidad en NYC

En la trayectoria de 20 años de Arroyo figuran 35 exhibiciones individuales y 150 colectivas en prestigiosas galerías y museos.
Andrea Arroyo, celebrando las minorías y feminidad en NYC
Andrea Arroyo inició su carrera en las artes como bailarina contemporánea, pero más tarde se convirtió en una artista plástica autodidacta.
Foto: EDLPMariela Lombard

Nueva York — Cada trazo y pincelada en los lienzos de Andrea Arroyo (50) celebra la feminidad y el espíritu vibrante de las minorías. Su obra colorida es comúnmente relacionada con sus raíces mexicanas y figura en importantes publicaciones, como la revista The New Yorker y editoriales ilustrados en The New York Times.

Arroyo inició su carrera en las artes como bailarina contemporánea, pero más tarde se convirtió en una artista plástica autodidacta, motivada por la libertad del pincel a la hora de expresar ideas y emociones. En su trayectoria de 20 años figuran 35 exhibiciones individuales y 150 colectivas en prestigiosas galerías y museos.

Una de sus obras más visibles y cercanas al público está en la estación de tren Gun Hill Road, en El Bronx. Se trata de tres vitrales bautizados como “mi ciudad, mi sol y mi planeta“.

¿Por qué la feminidad es un tema recurrente en tu obra?

Tengo una gran fascinación por el cuerpo femenino. Desde que era bailarina aprecié su forma y movimiento. Mi trabajo aborda la lucha de las mujeres por la defensa de sus derechos, y su aporte a nuestras comunidades es una celebración a la feminidad. Los asuntos que impactan y preocupan a las minorías también se reflejan en mi obra. Busco esa conexión con el arte.

¿Cómo aportas a tu comunidad?

El 90% de mis exhibiciones son libres al público, con esto intento acercar a la comunidad con el arte. También ofrezco unas dos o tres veces por año, talleres y asesoría a artistas emergentes. El talento es abundante ente nuestros jóvenes artistas, pero hace falta una mayor formación en términos de administración. Muchos no saben cómo navegar en el sistema de becas y fondos para proyectos artísticos. Conseguir espacios de exhibición es otro obstáculo que desanima a los nuevos artistas. Es realmente importante orientar y asesorar a los creadores latinos, especialmente a los recién llegados.

¿Qué desafíos enfrentaste para lograr reconocimiento?

La desinformación. No sabía cómo conseguir fondos, galerías para exhibir o los mejores términos para la venta de mis obras. Yo sola desarrollé mis habilidades como artista plástica y así mismo lo hice en términos administrativos. Por mi cuenta aprendí cómo lograr buenas oportunidades.

¿Cuál es tu consejo para los artistas emergentes?

Perseverancia, definitivamente. El arte en la ciudad de Nueva York es un mundo competitivo. Tenemos creadores de diversos países con propuestas magnificas y proyectos asombrosamente creativos. Lograr éxito, visibilidad y conocimiento en este mundo no es fácil, para ello se necesita perseverancia. Yo recomendaría entregar el 200% en cada obra, dar la máxima calidad y dedicación.

Lo segundo, pero no menos importante, es buscar el financiamiento y la exhibición. Los artistas que abrimos brecha podemos ayudar a los creadores emergentes.