Piden educar al público sobre Boros Taxis

Los nuevos taxis producen ganancias, pero no son muy populares en algunas áreas de la ciudad.
Piden educar al público sobre Boros Taxis
Freddy Díaz, boro taxista, es uno de los que se arrepienten de participar en el nuevo modelo.
Foto: José Acosta / EDLP

A nueve meses de que los boro taxis empezaran a circular con su color verde manzana por los condados de la ciudad de Nueva York, el balance parece ser positivo, a juzgar por los beneficios económicos que el nuevo modelo está aportando a la industria “livery”.

De acuerdo a datos de VeriFone (que junto a Creative Mobile Technologies tiene la licencia de los taxímetros de estos vehículos), en enero de 2014 los 2.898 boro taxis afiliados realizaron 609.446 viajes, por un monto de $7.8 millones. El 35% de los viajes fueron pagados con tarjetas de crédito o débito, y los choferes recibieron $534.171 por propinas.

En febrero pasado los beneficios se incrementaron. VeriFone revela que los 3.221 carros afiliados para esa fecha registraron en su data de taxímetros 736.090 viajes de pasajeros recogidos en la calle. El monto recolectado en pagos fue de $9.5 millones. Los taxistas recibieron $640.886 en propinas.

En julio se cumple el primer año de la entrada en el sistema de los boro taxis, por lo que la ciudad se prepara para vender 6 mil nuevas licencias, para completar 12 mil de las 18 mil licencias que planea introducir en tres años.

Sin embargo, esta bonanza crea opiniones encontradas entre los taxistas.

Para Eusebio Rodríguez (47), con más de 20 años tras el volante, cambiarse de los “livery” a los boro taxis “fue una bendición”.

“Antes, para ganarme $100 en un día, pasaba mucho trabajo. Ahora, con tranquilidad, me llevo de $150 a $300 al día a casa”, dijo Rodríguez. “Gasté unos $3.000 para convertir mi taxi en boro taxi, y no me arrepiento”, agregó.

En cambio, Freddy Díaz (45), con 16 años como taxista, dijo que está arrepentido de trabajar en un boro taxi.

“Si los pasajeros toman carreras cercanas, les gusta el taxímetro porque pagan menos que lo que pagaban antes. Pero si son carreras largas, no les gusta montarse en este carro, especialmente el hispano y el afroamericano”, dijo Díaz. “No me gusta el boro taxi porque estoy ganando lo mismo y ahora tengo que pagarle por cada carrera 50 centavos a la ciudad”, señaló.

De los 6 mil licencias a expedirse, ya hay 4 mil solicitudes en la Comisión de Taxis & Limusinas (TLC). Para Damián Rodríguez, presidente de la base First Class y miembro de la Asociación de Bases de Taxis, el balance es positivo y ha beneficiado los taxistas livery.

“Los boro taxis han sido bien recibidos porque el usuario estaba acostumbrado a los taxímetros”, dijo Rodríguez. “Pero le estamos pidiendo a TLC que en las áreas como El Bronx, donde se conoce menos el sistema de taxímetro, se eduque a la comunidad para reconocer el carro que es legal para recoger pasajeros en la calle”.

Rodríguez afirma que un porcentaje bajo de los boro taxistas quieren independizarse de las bases para no pagar la cuota, “pero eso es imposible por ley, ya que el estado y la ciudad prefieren controlar el sistema a través de las bases y no controlar cada taxista”.

La venta de licencias para un boro taxi, conocidos como Street Hail Livery, empezará el 6 de junio de 2014. La NYC Taxi & Limousine Commission está aceptando solicitudes citas pero en lista de espera. Para agregarse a la lista, visite el sitio: http://www.nyc.gov/html/tlc/html/industry/shl_permit_appt_req_form.shtml

¿Cómo convertirse en Boro-Taxi?

– Debe llenar la solicitud para obtener el permiso de recoger pasajeros en la calle (SHL) “Street Hail Livery Permit Application Form”, que puede encontrar en el portal de TL&C: http://www.nyc.gov/html/tlc/html/industry/shl.shtml

– Debe pagar un cargo por el permiso SHL ($3.000).

– Debe pagar $540 por gastos de inspección, que cubre las seis inspecciones de TLC y del Departamento de Vehículos de Motor, DMV, durante los tres años que dura el permiso SHL.

– Para completar la solicitud, debe presentar una identificación con foto expedida por el gobierno, tarjeta de seguro social, una licencia vigente de taxista, no tener multas de tránsito sin pagar, entregar un certificado de manutención de hijos (Child Support Certification) y una prueba de que está afiliado a una base SHL.

– Debe hacer una cita para entregar todo lo anterior, visitando el sitio: www.nyc.gov/tlcappointment