Transmitir valores a través de la televisión

Con 12 años dejó Puerto Rico y se instaló en el norte de Filadelfia, donde creció en un entorno peligroso. Pese a las dificultades y a su temprana maternidad, estudió, sacó adelante a sus hijos y ha encontrado un trabajo que es más que eso. Aunque estudio recursos humanos y derecho, las relaciones públicas en Univision son su pasión. En 2006 se trasladó a Nueva York, donde se ocupa de gestionar la comunicación del canal. Antes fue gerente de relaciones con la comunidad para esa cadena en Filadelfia.

El entusiasmo de Aida Esther Rosario, cuando se pone a hablar de su labor con los estudiantes y los padres en Univisión, es contagioso.

“Es mi actividad favorita porque a los primeros les transmito mensajes positivos sobre las diferentes carreras que tenemos, y a los segundos, lo importante que es hablar con sus hijos desde pequeños”, explica entusiasmada.

La puertorriqueña llegó a Estados Unidos con 12 años y desde entonces ha ido superando los retos que se le han puesto en el camino. Rosario se describe como “una mujer muy determinada, resistente, con empatía y capacidad de perdonar”.

Aunque es la hermana mediana de cinco, al instalarse en Filadelfia se convirtió en la mayor (dos hermanos se quedaron en Puerto Rico) y “cambió mi rol al ser ejemplo para ellas”. Pronto empezó a ejercer de traductora con su madre y recuerda como era de tímida a diferencia de ahora. De su infancia recuerda también que fue difícil, por la zona donde vivía y los peligros que la rodeaban.

Rosario fue madre joven, circunstancia que dice le enseñó a madurar muy pronto y tener sentido de la responsabilidad. Tiene dos hijos -de 25 y 21 años- de quienes habla apasionadamente, ya que asegura uno de sus logros es haberlos sacado adelante.

A ellos les transmite los valores que ella ha aprendido y en los que cree -guiada por su fe, según explica, porque es muy creyente. El primero es el amor. Pero no el romántico. “Me refiero a que cuando amas lo que haces, le pones empeño”.

Y eso es lo que ella hace cada día como relacionista pública para la comunidad en Univision. Satisfecha de tocar a las personas en sus visitas guiadas por el canal, afirma que “trata a todos como le gusta que le traten a ella, con respeto”.

La cadena de televisión trata de llevar mensajes sobre salud, prosperidad, educación… Y Rosario tiene la suerte de estar involucrada en esto, reforzando los mensajes con visitas guiadas al canal.

“Ayudar a la comunidad me sale natural, genuino y eso hace el mensaje más efectivo”, subraya. Esto es posible, explica, por su experiencia como madre y como migrante, por lo que siempre insta a los neoyorquinos a que “no se dejen consumir por el sistema”.