Anticipan crecimiento de la economía

Anticipan crecimiento de la economía
La hispana María Contreras-Sweet.
Foto: efe

Washington/EFE — El Fondo Monetario Internacional (FMI) destacó ayer la fuerza en su comportamiento de la economía de EE.UU., que espera crezca un 2.8% este año y un 3% en 2015, impulsado por la expansiva política monetaria y la reducción del ritmo de consolidación fiscal.

“La economía de EE.UU. creció a un ritmo más rápido de lo anticipado en la segunda mitad de 2013, guiada por una potente demanda interna, una sólida ampliación de los inventarios y un fuerte crecimiento de las exportaciones”, señala el informe Perspectivas Económicas Globales del Fondo, presentado ayer.

Estas cifras mantienen sin cambio las proyecciones de enero pasado relativas a la primera economía mundial, para la que prevé que tras una ligera ralentización a comienzos de 2014 por un “invierno inusualmente frío” vuelva a repuntar a lo largo del año.

El organismo internacional valora las decisiones tomadas en EE.UU. para desbloquear el tope de endeudamiento federal hasta 2015 -que han reducido la “incertidumbre que ha caracterizado la política fiscal en los últimos años”-, así como la “reducción” del ritmo del ajuste fiscal fruto del pacto presupuestario de finales del pasado año.

Por ello, señala que de cara al futuro “la prioridad es un plan fiscal equilibrado, gradual y creíble” que ponga a la deuda en una senda de “disminución.”

Asimismo, destaca que el desempleo continúa su descenso moderado hasta el 6.7% de la población activa registrado en marzo, y prevé que cierre 2014 en el 6.4% y 2015 en el 6.2%.

Sobre la política monetaria, el Fondo respalda la decisión de la Reserva Federal (Fed) de iniciar la retirada paulatina del multimillonario programa de compra de bonos y la continuidad de la política expansiva, dadas las bajas expectativas de inflación y la debilidad del mercado laboral.

El Fondo espera que el final del programa de compra de bonos, actualmente en $55,000 millones al mes, se produzca “a finales de 2014”, e insiste en la importancia de que el banco central de EE.UU. transmita con “claridad” sus objetivos para evitar incertidumbre.