Oposición rechaza acusaciones de la fiscalía

Oposición rechaza acusaciones de la fiscalía
Una periodista muestra un afiche que exige la liberación de la colega de televisión Globovisión, Nairobi Pinto, en Caracas.
Foto: efe

Caracas/Servicios noticiosos — La opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) pidió ayer al Ministerio Público venezolano una “inmediata rectificación” a la fiscal general, Luisa Ortega, por supuestamente calificar al partido del encarcelado Leopoldo López, Voluntad Popular (VP), de “estructura criminal.”

La MUD, “ante las acusaciones hechas por el Ministerio Público en contra del partido VP, donde le ha catalogado como ‘estructura criminal’, rechaza dicha acusación y reclama una inmediata rectificación a la ciudadana Fiscal de la República”, anunció la coalición opositora en un comunicado.

Esta acusación se produjo cuando la mesa esta dialogando con el presidente Nicolás Maduro, en el Palacio de Gobierno.

El diario El Universal informó ayer de que en el escrito de acusación presentado por la Fiscalía contra López el pasado 4 de abril se responsabiliza al dirigente político de los destrozos en la sede principal del Ministerio Público y el incendio de seis patrullas de la policía científica producidos el 12 de febrero tras una marcha pacífica.

El diario señala que de acuerdo con el escrito, de 228 páginas, la Fiscalía califica a VP de “estructura criminal” cuyo “fin principal es la salida del poder del Presidente de la República.”

Para la MUD, acusar a VP de “estructura criminal” señala una ruta de “alta peligrosidad” porque, dice, “convierte en delito a la militancia”.

“VP es una organización democrática e integrante de este encuentro de partidos políticos que buscan un cambio en el país de forma cívica, pacífica, democrática y constitucional. Por lo que esa acusación, y en su oportunidad, solo demuestra que dentro de los poderes hay enemigos del diálogo”, reza el comunicado.

El pasado 12 de febrero, tras una marcha pacífica convocada por parte de estudiantes y miembros de la oposición como López, la sede de la Fiscalía y sus alrededores fue escenario de enfrentamientos entre algunos manifestantes violentos y fuerzas de seguridad.

En incidentes aquel mismo día se produjeron tres muertos, por los que hay detenidos varios agentes de Inteligencia.

Un tribunal de Caracas cursó entonces orden de captura contra López, quien se entregó el 18 de febrero y permanece desde entonces en la prisión militar de Ramo Verde, a las afueras de la capital.

El pasado día 4, la Fiscalía acusó formalmente a López por los delitos de instigación pública, daños a la propiedad en grado de determinador, incendio en grado de determinador (autor intelectual) y asociación para delinquir.

Venezuela vive una ola de protestas acompañadas de actos de violencia en los que han perdido la vida 39 personas y cientos han sido heridas o detenidas.

El Gobierno y la oposición llegaron el pasado martes a un acuerdo para abrir un proceso de diálogo para buscar una solución a las protestas, que está previsto que comience en las próximas horas bajo la mirada de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y presumiblemente el Vaticano.

Mientras tanto, Reporteros Sin Fronteras (RSF) denunció hoy el secuestro de la periodista venezolana Nairobi Pinto, jefa de las corresponsalías del canal de noticias Globovisión, y pidió que no se descarte que su desaparición esté relacionada con su actividad profesional.

Pinto fue secuestrada el 6 de abril frente a su residencia, en Caracas, por dos hombres encapuchados y armados que la obligaron a subir a un vehículo y que desde entonces no se han puesto en contacto con la familia de la informadora.