Alcalde Bill de Blasio se enfoca en cumplir lo que prometió a NYC

Hace un recuento de sus logros y las lecciones aprendidas en sus primeros 100 días de mandato
Alcalde Bill de Blasio se enfoca en cumplir lo que prometió a NYC
Bill de Blasio considera que todavía hay muchas agecias municipales con pocos latinos.
Foto: Mariela Lombard / EDLP

Nueva York – A tres meses de su gestión como alcalde de la Ciudad de Nueva York, Bill de Blasio habló con El Diario / La Prensa sobre sus logros y sobre lo que él considera han sido sus tropiezos políticos.

¿Qué puede decir sobre su desempeño en los primeros 100 días de gestión? ¿Logró todo lo que tenía planeado?

BDB: Estoy muy satisfecho con lo que hemos logrado. Por definición, vinimos aquí hacer mucho pero nunca conseguiremos todo lo que idealmente queremos hacer, pero nos sentimos muy bien de todo lo que hemos hecho hasta ahora. Obviamente [la expansión] del pre-escolar y los programas extracurriculares fue la prioridad más importante y nos sentimos muy bien con los resultados. Pudimos conseguir la aprobación de días de enfermad pagos bastante rápido, y en ese sentido ganamos. Hemos logrado grandes reformas en términos del “Stop & Frisk”, en las políticas de NYPD, en las resoluciones de las demandas, estoy muy contento con los logros fundamentales y todo eso lo hicimos con un telón de fondo que es el funcionamiento del día a día de la ciudad, mientras simultáneamente buscábamos contratar personal para la administración, y en mi punto de vista el equipo que hemos traído es ejemplar, estoy encantado con el talento que hemos podido reunir. Fui bien claro sobre querer no sólo personas más efectivas, yo quiero un diverso grupo de personas y personas que compartan los valores de mi administración, y creo que hemos podido lograrlo, y todavía queda talento por venir. Los anuncios que hicimos esta semana fueron perfectos ejemplos de personas altamente calificadas, de personas que reúnen todo ese criterio. En términos de la gestión del día a día del gobierno municipal, pienso que ha sido eficaz. Manejamos un sinnúmero de tormentas de nieve. Tuvimos la tragedia de East Harlem y cuando todos estaban lidiando con el sorpresivo suceso, nuestro trabajo fue no solo por medio de los rescatistas sino también proveer viviendas y otro tipo de ayuda, y hasta ahora creo que lo hemos hecho bien, con toda la compasión hacia las personas afectadas.

¿Qué lecciones se aprendieron de trágica explosión en East Harlem?

BDB: Considero que nuestro equipo hizo un buen trabajo encontrando maneras de juntar todas las piezas bien rápido, y la rapidez con la cual las viviendas estuvieron disponible fue un paso muy importante. En términos de lecciones aprendidas, tenemos mucho trabajo educativo por hacer. Debemos educar a las personas sobre la importancia de reportar el olor a gas. Vamos a trabajar en todo lo posible, en intensificar nuestro esfuerzo para reemplazar cualquier pieza de infraestructura que tenga defectos. Las tuberías de gas no son nuestras, son de ConEd y National Grid, pero seguiremos trabajando con ellos en cuanto al mejoramiento de la infraestructura. Si recuerdas, hubo un reporte que salió poco antes de la tragedia, el reporte sobre problemas en nuestra infraestructura del Center for Urban Future. Entendemos que hay grandes retos con nuestra infraestructura, y nuestro deber es usar los recursos como mejor sea necesario considerando que Washington nos ha privado de muchos recursos que se necesitan.

La encuesta del New York Times/Siena/NY1 de este lunes muestra que los latinos y afroamericanos favorecen más su gestión que la comunidad en general. ¿Cuál cree usted que sea la razón de esto?

BDB: No especulo sobre encuestas, quiero ser bien claro. Hay gente en la vida pública que vive de sondeo en sondeo, y no soy una de esas personas, porque cambian mucho y no es una buena manera de vivir. Para mí lo más importante es permanecer enfocado en la esencia de lo que estamos aquí para hacer. Con eso dicho, creo que muchas personas en esta ciudad estaban buscando una dirección diferente y por eso entendemos que hemos obtenido una respuesta positiva. Es mi obligación cumplir con la plataforma prometida, esa es la manera de mantener la fe de las personas, es como tú le inyectas energía a la democracia, y para restaurar la democracia debes mostrarle a la gente que su decisión importa. Ellos votaron por un programa en particular y ahora se tiene que realizar.

Si pudiera volver atrás, ¿qué cambiaría de las intensas negociaciones para conseguir los fondos para preescolar?

BDB: Estoy conforme con los resultados. Yo quise que se subieran los impuestos pero sin ello, lograr asegurar los números que relativamente estuvimos buscando para el programa en los próximos cinco años es un gran logro. Estamos bien claros en que hay una presión muy positiva para que Albany mantenga ese compromiso. El proceso en Albany fue difícil, y tomó años, es un proceso complicado e insatisfactorio, creo que hasta algunas personas que son parte de ello lo creen así, pero tratamos de no quedarnos atorados en esa realidad. Tratamos de organizar a las personas de generar energía del activismo y creo que es por eso que hemos logrado lo que queríamos.

¿Considera que tuvo tropiezos políticos estos primeros 100 días? Si es así, ¿cuáles?

BDB: Lo voy a formular de una manera positiva, porque me siento bien sobre lo que hemos logrado. Si tú me dices ‘te voy a mostrar un video donde tienes los fondos para preescolar, tienes días de enfermedad pagos que beneficiarán a medio millón de personas, todos los casos de “Stop & Frisk” solucionados, los casos del (discrimen en el) Departamento de Bomberos concluidos, y bastante progreso en cosas como los reparos en NYCHA, los baches, tienes un equipo con un talento extraordinario, progresista y diverso, ¿estarías satisfecho? Yo contestaría, claro que sí. Pero si me dices que las cosas se pudieron haber hecho mejor, claro que sí, y soy honesto al respecto. Por ejemplo, en el caso de las escuelas charter, yo pude haber articulado mejor mi visión, pudimos haber esclarecido que todos los niños iban a ser acomodados, aunque esto signifique un desacuerdo sobre una co-ubicación en particular. Algunos veces este trabajo te hace comprender que debes autocriticarte, que tienes que analizar lo que se pudo haber hecho y dicho mejor. Pero los errores son en muchos casos mínimos y tácticos. Lo que ha sido bastante alentador es la victoria estratégica y tan fundamental que se logró. Y lo mismo se ha dicho sobre los nombramientos, algunos dicen que hemos tomado mucho tiempo. Pero creo que el nivel de capacidad que hemos conseguido es lo más importante. Cada uno de los comisionados tiene gran impacto en la ciudad, por eso hay que escogerlos bien.

Un reporte del Instituto Nacional de Política Latina (NiLP) señala que aunque usted ha nombrado a más latinos que Michael Bloomberg, todavía hay muchas agencias municipales con pocos, a pesar que somos 29% de la población. ¿Qué piensa hacer su administración para asegurar una mayor y más representativa contratación de latinos?

BDB: No se trata de números, se trata de escoger personas talentosas que ayuden al buen funcionamiento del gobierno por el bien de toda la comunidad latina y de los neoyorquinos en general. Ahora es que estamos comenzando, esa es la realidad. Entre los primeros nombramientos está Liliam Barrios Paoli, Carmen Fariña y Gladys Carrión, establecimos una meta que íbamos a tener una presencia latina fuerte en esta administración y, coincido con Ángelo [Falcón], aunque todavía estamos en proceso de contrataciones, hemos sobrepasado las administraciones de Bloomberg y de (Rudolph) Giuliani. Todavía quedan varias importantes posiciones por llenar en las próximas semanas. Estamos enfocados en traer talento latino para cada una de las agencias, porque estamos conscientes que los vicecomisionados de hoy serán los comisionados del mañana.

Sobre la tarjeta municipal, ¿será un hecho este año?

BDB: Claro que sí. Con el preescolar, los días de enfermedad pagos y el “Stop & Frisk” mostramos que no esperamos, es uno de nuestros principios fundamentales. La necesidad es grande y los problemas han persistido por demasiado tiempo.

¿Hay alguna inquietud sobre la implementación de esta medida?

BDB: No. Tenemos ejemplos concretos en otras ciudades. Ya sabemos que funciona y cuáles son los retos, nada que no se pueda solucionar. Es una de las prioridades de nuestra administración. Tenemos una gran líder en Nisha Agarwal [comisionada de inmigración], quien ha trabajado mucho en este asunto, el dinero estará incluido en el presupuesto, quedan muchos detalles por resolver pero se solucionarán a medida que avance el proceso. No podemos seguir privando a medio millón de personas de sus derechos; personas que no pueden obtener un contrato de renta o abrir una cuenta de banco porque no tienen una identificación válida, no es justo, y esto no representa los valores de esta ciudad.