Cómo reconocer y manejar al niño celoso

Cómo reconocer  y manejar al niño celoso
Los niños pequeños demuestran sus episodios de celos con alguna actitud de inseguridad.

Nueva York — “A él si lo besas”, dijo Sebastián con cara seria a su tía Lucía, quien acababa de darle un beso en la frente a su hermano mayor .

“Pero si a ti no te gusta que te besen. Siempre que te voy a dar un beso retiras tu rostro”, respondió la tía con ojos sorprendidos al ver que su sobrino de 8 años, sin decir palabra se sentó en sus piernas con el cuerpo tieso, como si fuera un muñeco de palo, y dijo: “A mi sí me gusta que me beses como a mi hermano”.

La tía quedó boquiabierta al descubrir que su sobrino Sebastián, a pesar de lo pequeño, era un niño celoso.

“Los niños pequeños demuestran sus episodios de celos con alguna actitud de inseguridad, como echando su cuerpo hacia atrás o cruzando los brazos con el rostro enojado”, explica el psicólogo Edgar Villamarín, con practica en Los Ángeles.

“Otros sólo observan y no dicen nada, mientras que los más expresivos hacen berrinches, se paran entre los padres cuando se están besando o abrazando o empujan al papá para que se aleje de la mamá. Y los que ya hablan, hasta se atreven a expresar lo que sienten diciendo: ‘mi mamá es mía, tú no puedes besarla'”, agrega Villamarín.