Denuncian posible estafa con licencias de conducir en NYC

Un hombre que se identificó como supuesto empleado de Departamento de Motores y Vehículos le cobró $2,000 a Rodolfo Cerezo por una identificación comercial que nunca recibió
Denuncian posible estafa con licencias de conducir en NYC
Rodolfo Cerezo perdió la pista del individuo que prometió conseguirle una licencia comercial de transporte.
Foto: EDLP / Humberto Arellano

NUEVA YORK — El poco conocimiento de las leyes y la necesidad de una licencia de conducir que facilite el trasporte de mercancía llevaron al mexicano Rodolfo Cerezo (31) a caer en una estafa de miles de dólares.

El propietario de una juguetería, situada en 2131 de la Tercera Avenida, en El Barrio, explicó que, el sábado 5 de abril, un cliente vestido con traje y corbata compró un artículo en el lugar para ganarse su confianza. Luego de una conversación amistosa, el hombre se identificó como Martín Cardona García y empleado del Departamento de Motores y Vehículos (DVM) en la calle 125.

“Con una actitud muy amable me preguntó si necesitaba una licencia de conducir. Me dijo que él podía ayudarme sin mayor problema”, apuntó. “Con frecuencia acudo a las ferias y eventos comunitarios a vender, tengo una urgente necesidad de tener licencia”.

Cerezo destacó que Cardona le mostró documentos de un par de personas a las que, alegadamente, ayudaría a obtener el documento, explicando que podía conseguirle una licencia de 5 o 10 años por un coste de $700 y $1,500, respectivamente.

El supuesto empleado de DVM le aconsejó al comerciante optar por una licencia comercial (CDL), cobrándole $2,000. Haciéndole creer que era una operación legal, Cardona le solicitó copias de número ITIN, prueba de identidad y pasaporte.

A cambio del dinero, el hombre dejó una copia de su licencia de conducir asegurándole a Cerezo que la mañana del martes 8 de abril lo llevaría a tomarle la foto a la oficina de la calle 125.

“Me dijo que él llenaría el formulario por mí y que ese día me lo daría a firmar. Me dejó su número de celular y me pidió que le llamara por cualquier duda”, comentó. “Me dijo que su hijo Freddy Cardona también es una empleado de DVM y que todo sería muy fácil”.

Antes de cerrar el trato con un apretón de manos, Cardona le advirtió al pequeño empresario que ya no era su dirección (35 Hamilton Place) la que aparecía en la licencia de conducir, asegurándole que se mudó, recientemente, a 215 de la calle 102 Este.

“Le llamé varias veces, pero no respondió. Más tarde alguien que se identificó como su hijo se comunicó conmigo para decirme que su papá estaba hospitalizado por derrame cerebral”, relató. “Al día siguiente el teléfono estaba desconectado y le perdí la pista”.

El Diario/La Prensa acudió a ambas direcciones, pero nadie atendió la puerta. Inquilinos de ambos edificios dijeron no conocer a un vecino con las características de Cardona.

Cerezo teme que sus documentos se utilicen en operaciones fraudulentas y, luego de establecer una denuncia en el Cuartel 25, se atrevió a hacer su caso público para evitar que otros inmigrantes enfrenten una situación similar.

En el estado de Nueva York sólo los ciudadanos o inmigrantes con estatus legal son elegibles para obtener una licencia de conducir. Los precios para las licencias no comerciales varían de $52.50 a $85, dependiendo de la edad del conductor. Una licencia comercial es válida por 5 años y el costo va de $75 a $90.

Los trámites se hacen en la oficina de DVM sin intermediarios. Si usted fue víctima de un fraude y desea denunciar puede llamar a la línea de la Fiscalía de Manhattan: 1 (800) 771-7755.