Oficial hispano Dennis Guerra será sepultado este lunes

Los servicios velatorios se realizarán este domingo a la tarde en la funeraria James Romanelli-Stephen en Ozone Park, Queens.

Dennis Guerra, el oficial hispano de policía que murió el miércoles a causa de envenenamiento por inhalación de humo en un fuego en Coney Island, será sepultado este lunes.

Guerra, padre de cuatro hijos, recibirá sepultura después de una misa a las 11 a.m. en la iglesia católica Santa Rosa de Lima en el 130 Beach de la calle 84 en Rockaway Beach

Los servicios velatorios se realizarán este domingo de 2 p.m. a 9 p.m. en la funeraria James Romanelli-Stephen en el 81-09 de Rockaway Boulevard, en Ozone Park, Queens.

La muerte de Guerra es la primera pérdida del Departamento de Policía de Nueva York desde diciembre de 2011 cuando el oficial Peter Figoski murió durante un operativo contra un robo en Brooklyn.

A Guerra le sobreviven su esposa Cathy, y sus hijos Kathleen (20), Jonathan (17), Alyssa (14) y Zachary (7). Guerra vivía junto a su familia en Far Rockaway, Queens, según reportó el NY Daily News.

Marcell Dockery (16), el adolescente que ocasionó el fuego al quemar un colchón porque estaba “aburrido”, fue acusado de asesinato en segundo grado este viernes. De ser hallado culpable, Docker enfrenta entre 25 años de prisión y cadena perpetua, dijo en un comunicado el fiscal Kenneth P. Thompson.

Rosa Rodríguez (36), la oficial hispana que acompañaba Guerra, continúa en estado crítico en el New York-Presbyterian Hospital Weill Cornell. Según la NYPD Guerra y Rodríguez no habían trabajado antes hasta el pasado domingo 6 cuando fueron los primeros oficiales en responder a las 12:31 p.m. a un fuego en el piso 13 del 2007 de la avenida Surf en Coney Island.

A raíz de la muerte de Guerra, el Departamento de Policía de la Ciudad emitió nuevas directrices para sus oficiales cuando responden a incendios. Las reglas instruyen a los oficiales a no utilizar el elevador en caso de incendio sino las escaleras. Los oficiales deben responder al fuego cada vez que sea posible, pero si tienen que utilizar el elevador, deben tomarlo sólo hasta dos pisos más abajo de donde se produce el fuego.