Protestan contra Correa en Nueva York

Activistas defienden el Yasuní y rechazan también la criminalización de lucha social

Durante la visita del presidente ecuatoriano Rafael Correa a Nueva York, decenas de sus compatriotas expresaron ayer su rechazo a la política de su gobierno.
Durante la visita del presidente ecuatoriano Rafael Correa a Nueva York, decenas de sus compatriotas expresaron ayer su rechazo a la política de su gobierno.
Foto: EDLPFOTOS: HUMBERTO ARELLANO

Nueva York — Activistas aprovecharon la visita del presidente Rafael Correa a Nueva York para expresar su rechazo a la criminalización de la lucha social en Ecuador y la explotación de la reserva amazónica Yasuní.

Mientras cientos abarrotaron las inmediaciones del New York Hall of Science en un enlace ciudadano con el mandatario, unos 60 manifestantes alzaron la voz y los puños para condenar la persecución y encarcelamiento de líderes sociales.

Un ejemplo que dieron los inconformes fue el caso del asambleísta de Pachakutik Cléver Jiménez, el activista Carlos Figueroa y el exsindicalista Fernando Villavicencio, sentenciados en 2013 a prisión por el delito de injurias contra el presidente.

Los tres acusaron a Correa —en el 2011— de ordenar la incursión armada en el Hospital de la Policía, durante la revuelta del 30 de septiembre del 2010; la demanda fue desechada y el mandatario los contrademandó por injurias.

“Correa censura y reprime a quien no está a favor de su política”, comentó Vicente Mayorga, activista por los derechos de los inmigrantes. “Exigimos una autentica democracia y libertad de expresión. Este no es el tiempo de la dictadura en el que censurar no tenía castigo”.

Con pancartas en mano, los manifestantes pidieron la libertad de presos políticos y el respeto de la resolución de la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos (CIDH).

El grupo también reclamó una consulta popular para impedir el inicio de la extracción petrolera en los campos Ishpingo, Tambococha y Tiputini (ITT) del Parque Nacional Yasuní.

“Lo justo es que el pueblo decida en las urnas. Un congreso inescrupuloso no representa nuestra voz”, sentenció Antonio Arizaga, presidente del Frente Unidos de Inmigrantes Ecuatorianos.

En octubre del año pasado, con 108 votos a favor y 25 en contra, los diputados ecuatorianos apoyaron el pedido de Correa para levantar el bloqueo constitucional a la extracción de recursos naturales en el Yasuní, una zona de aproximadamente 982 mil hectáreas considerada como uno de los lugares con mayor biodiversidad del planeta.

Los activistas enfatizaron la situación de censura que se vive en Ecuador. Uno de los casos que llamó la atención internacional fue el del humorista gráfico Xavier Bonilla, sancionado por lo que se conoce en el país como “ley mordaza”.