Antídoto para heroína recibe mucha acogida

Campaña cuenta con miles de peticiones en más de 40 departamentos policiales
Antídoto para heroína recibe mucha acogida
Actualmente el estado y la ciudad de Nueva York están viviendo una epidemia de muertes por sobredosis de substancias, principalmente por la adicción a la heroína y opiáceos.
Foto: Archivo

Nueva York — Una semana después del lanzamiento del COP (Programa Comunitario de Prevención de Sobredosis), más de 40 departamentos de Policía de todo el estado de Nueva York han solicitado casi 1,000 kits del conocido como “antídoto de la heroína”, según informó ayer la fiscalía general estatal.

La semana pasada el fiscal general Eric Schneiderman presentó este programa que proporcionará fondos para equipar a cada agente estatal o local con Naloxona, un compuesto farmacéutico que instantáneamente puede revertir los efectos de una sobredosis de opiáceos.

En el valle de Mid-Hudson la iniciativa ha tenido el mayor número de solicitudes por parte de los departamentos de policía —15 agencias policiales solicitaron cerca de 400 kits. Los organismos policiales de Long Island están en segundo lugar, con ocho agencias del orden solicitando casi 200 kits.

En la ciudad de Nueva York, de momento sólo departamentos policiales de Queens y Brooklyn se han acogido, pidiendo 55 y 10 kits, respectivamente.

“Estoy muy contento con la abrumadora respuesta positiva a esta nueva iniciativa para salvar vidas”, declaró Schneiderman. “Este poderoso antídoto ayudará a enfrentar el flagelo de la heroína que está destruyendo nuestras comunidades”.

El mes pasado, el Secretario Federal de Justicia, Eric Holder, animó a las agencias policiales de todo el país a “entrenar y equipar a su personal” con Naloxona. Este llamado se produce a raíz de un marcado aumento en el abuso de la heroína en Nueva York y el resto de la nación.

Sobredosis de opiáceos mataron a más de 2,000 neoyorquinos en 2011, más del doble del número de muertos por esta causa que en 2004. En todo el país, las dosis fatales de heroína aumentaron un 45% entre el período 2006-2010. La Administración de Control de Drogas estima que estas cifras siguen en aumento.