Obras didácticas ayudan a la enseñanza bilingüe

Maestra escribe canciones para contrarrestar la escasez de literatura infantil en español
Obras didácticas ayudan a la enseñanza bilingüe
Aracely Alvarado muestras las obras que ha realizado para ayudar a los padres con la enseñanza en casa.
Foto: efe

Los Ángeles — En las bibliotecas estadounidenses hay un gran vacío de literatura infantil para enseñar español, según la maestra Aracely Alvarado, que para contrarrestar esta carencia crea obras didácticas para la enseñanza bilingüe en casa.

“Es importante que los padres contribuyamos a que nuestros hijos que crecen aprendiendo inglés aprendan muy bien español y uno de los métodos es leyendo con ellos”, dijo Alvarado.

“En nuestra comunidad latina muchos padres de familia piensan que leer junto a sus hijos es una pérdida de tiempo; pero yo que soy profesora les aconsejo que dediquemos tiempo para leer con ellos porque nosotros también aprendemos”, aseguró.

Alvarado, quien es originaria de Monterrey, México, emigró a Estados Unidos en 1988 y después de estudiar licenciatura en “Desarrollo Infantil” en el colegio comunitario Reedley, California, en 1994 comenzó a educar niños en edad preescolar de comunidades campesinas en escuelas de Dinuba y Fresno.

“En la escuela mis niños me hablaban en inglés y otros en español y para enseñarles bien los dos idiomas buscaba en la biblioteca materiales didácticos en español y lo poco que había eran traducciones de hace como 30 años de libros en inglés”, recordó Alvarado.

“En reuniones con colegas maestros yo expresaba mi necesidad de que hubiese más libros en español escritos por autores que conocen la cultura latina, porque esa es la realidad de ellos en sus hogares con padres que provienen de nuestros pueblos en Latinoamérica”, detalló.

Inspirada en las canciones infantiles del mexicano Francisco Gabilondo Soler, conocido con el nombre de Crí-Crí, en 2008 Alvarado escribió para sus alumnos una canción titulada “Mariposita”, después de enterarse que entre los temas infantiles en las escuelas estadounidenses había sones inspirados en otros insectos.

“Me inspiré, compuse la canción, describiendo que al llegar la primavera las mariposas nos alegran la vida, nos ilusionan, florecen los campos, después amplié la historia como cuento, con dibujos míos, y así escribí mi primer libro”, contó.

En 2010 creó otra canción y un libro denominados “Donde está la luna” y en el 2011 publicó el libro “Subiendo a la luna”, que en su disco además del tema musical con el mismo nombre adjuntó dos temas musicales más titulados: “burbuja de jabón” y “luna”.

“El libro más reciente, lanzado a principios del 2014, se llama ‘Los Pingüinos. The Penguins’ y la canción es ‘Los Pingüinos'”, indicó Alvarado.

“La idea es que los padres en casa canten junto a sus niños y les lean la historia de que al sur de nuestro continente hay unos animalitos muy frágiles que se llaman pingüinos y que debemos de cuidar su entorno para que no se nos vayan a extinguir”, explicó.

Los libros son publicados por la editorial “Palibrio” y las canciones son grabadas por el productor musical Iván Castro en los estudios “Ecuasound” en Los Ángeles. Las obras están a la venta por internet en amazon.com.

La maestra destacó que ya en las escuelas de California y Texas cantan el tema “Los Pingüinos” y sus colegas le cuentan que el método de enseñanza despierta en los infantes el interés por buscar fotos, vídeos y más información por internet sobre “las aves que no vuelan”.

“En las escuelas cuando canto para los niños me presento como ‘Akuarella’ a raíz de que adopté ese nombre de escuchar a mis alumnos que me pedían ‘pinturitas de agua’, traducción literal de ‘water color’, que es con lo que les gusta pintar en clases”, contó Alvarado quien les corregía que el nombre correcto es español es “acuarelas”.

La educadora aseveró que de la misma manera en como los hispanos aprendemos de otras culturas a través de la música y la literatura, es igual de importante que otras etnias conozcan en inglés y español de la cultura latina.

“Ese es mi objetivo educativo con mis libros bilingües”, confirmó Alvarado quien aconseja aprender otros idiomas.

“Los papás latinos que tienen educación universitaria saben de la importancia de leer libros junto a sus hijos; pero a los padres que sólo estudiaron la primaria les aconsejo: ‘siéntense a leer con sus hijos que ellos se sienten bien de que usted aprende nuevas palabras con ellos'”, finalizó.