Buscan evitar que migrantes sean abusadas

mujeres centroamericanas repatriadas desde México.
mujeres centroamericanas repatriadas desde México.
Foto: efe

MÉXICO —Tras la liberación del domingo de 15 hondureñas que eran obligadas a prostituirse en una carretera del fronterizo estado de Chiapas, la Comisión Nacional de Derechos Humanos promueve un manual que busca evitar que las mujeres migrantes sean víctimas de abusos.

En este documento – que se distribuye en centros de detención y organizaciones no gubernamentales- aclara situaciones que aunque parezcan obvias deben “resaltarse” como el derecho a la vida libre de violencia física, psicológica, patrimonial, económica y sexual.

La falta a estos derechos en territorio nacional puede ser causal para visa humanitaria. Además de que toda persona puede solicitar refugio en México en caso de persecución por motivos de raza, religión, nacionalidad, “género”, pertenencia a determinado grupo social u opiniones políticas.

Mujeres hondureñas, guatemaltecas y salvadoreñas son “enganchadas” con fines de explotación sexual por supuestas empresas que expiden documentos falsos para que regularizarlas a fin de que puedan transitar libremente en el país. Hasta el 2013 el INM había contabilizado 57 giros involucrados con la trata.

Otros derechos que destaca son la igualdad y la libertad. “Ninguna autoridad, salvo el Instituto Nacional de Migración” puede detenerlas, por ejemplo.

Independientemente de su condición migratoria, tienen derecho a la salud y la educación gratuita.

Aunque poco más de la mitad las centroamericanas que cruzan indocumentadas por el país tienen un nivel de estudios medio superior y sólo dos de cada 10 no terminaron su educación básica, la falta de información sobre sus derechos en México es la principal causa de la vulnerabilidad.