Cruz Azul-Toluca, primer sorbo de la final

Marcos Fabián (izq.) del Cruz Azul disputa el control del esférico  con Miguel Ponce (der.) del Toluca. Ambos se verán las caras en la final de Concachampions.
Marcos Fabián (izq.) del Cruz Azul disputa el control del esférico con Miguel Ponce (der.) del Toluca. Ambos se verán las caras en la final de Concachampions.
Foto: getty images

México — Luego de perder en dos ocasiones la final de la Liga de Campeones de la Concacaf, Cruz Azul va por la revancha y hoy tratará de dar el primer paso al título cuando reciba a Toluca, en el duelo de “ida” a disputarse en el estadio Azul de esta ciudad.

La “Máquina” perdió con Atlante (2008-09) y Pachuca (2009-10), de manera respectiva, la posibilidad de coronarse en este torneo regional, por lo que espera que la tercera sea la vencida y pueda obtener el campeonato y el boleto al Mundial de Clubes.

Para lograrlo, deberá dar un primer paso ante un rival que también quiere el mismo objetivo, toda vez que estará de por medio el pase para disputar la justa del orbe de diciembre en Marruecos y ninguno de los dos quiere faltar.

La escuadra que dirige Luis Fernando Tena enfrentará este duelo, a disputarse en punto de las 8 p.m., con la ausencia de su portero estelar, José de Jesús Corona, quien fue expulsado en la “vuelta” de semifinales ante Xolos de Tijuana.

A pesar de que la directiva envió a la Concacaf una protesta por esa expulsión, no procedió y el técnico Luis Fernando Tena deberá emplear al arquero sustituto, Guillermo Allison, quien tendrá la responsabilidad de mantener su meta en ceros.

El resto del equipo será el habitual, luego que ante Pachuca el “Flaco” Tena dio descanso a sus mejores hombres, lo mismo que José Saturnino Cardozo con sus pupilos, pues utilizó un cuadro alterno en la victoria sobre León.

Los azules del entrenador Luis Fernando Tena llevan casi 17 años sin un título de liga y el mismo tiempo sin ganar en la Concacaf, aunque en el 2001 rozó la excelencia al llegar a una final de Copa Libertadores

Para Tena la historia cuenta poco y se ha planteado como prioridad ganar esta final al Toluca para disputar el Mundial de Clubes de la FIFA.

“Llegamos a la final con nuestro carácter, hay ausencias, pero tenemos lo suficiente para hacer bien las cosas”, dijo Tena, quien no contará hoy con uno de sus líderes, el portero José de Jesús Corona, y tiene en duda por lesión al zaguero colombiano Amaranto Perea.

“Diablos rojos”, por su parte, intentará acabar con el sueño de la escuadra celeste y de paso lograr su tercer título de la región, mismo que logró en los años 1968 y 2003 cuando el torneo era llamado Copa de Campeones.

El Toluca, con un exfutbolista de la casa en el banco, el paraguayo José Saturnino Cardozo, es uno de los tres clubes más triunfadores en el ámbito local desde 1998, pero tiene asignaturas pendientes en el plano internacional.

Cardozo tratará de imponer condiciones con un fútbol ofensivo en el que es referencia su compatriota Pablo Velázquez, líder de goleadores del pasado torneo Apertura.

El conjunto “escarlata” llega a la final de este certamen después de ocho años, cuando en 2006 la perdió con América, y ahora ante la “Máquina” espera que esa película no se repita, por lo que saldrá con todo por un primer paso al título.

Servicios combinados