Líderes de la oposición venezolana

Los portavoces se dividen en dos grupos: los que quieren derrotar a Maduro en unas elecciones y quienes buscan sacarlo a través de las protestas
Líderes de la oposición venezolana
La diputada María Corina Machado ha ganado fuerza con sus llamados a mantener las protestas callejeras.
Foto: Archivo

Durante este primer año de Gobierno de Nicolás Maduro, la oposición venezolana ha conseguido una mayor exposición mediática, principalmente por las protestas que se han escenificado en todo el país contra el Presidente. Sin embargo, al haber dos tendencias con una marcada diferencia de estrategia: la de derrotar a Maduro en unas elecciones y la de sacarlo a través de las manifestaciones, la oposición está sufriendo un resquebrajamiento que, por el contrario, podría provocar que el chavismo se aferre cada vez más al poder.

Las fricciones dentro de la Mesa de la Unidad Democrática se dan porque, por un lado, hay un grupo más radical, el encabezado por Leopoldo López, María Corina Machado y Antonio Ledezma, que apoyan las movilizaciones, mientras que, por el otro lado, está Henrique Capriles, quien impulsa más la idea de seguir capitalizando el descontento popular para así sacar al chavismo por la vía electoral, ganando en las urnas.

Tras ser escogido como el candidato único de la MUD para enfrentarse a Maduro en las elecciones presidenciales del año pasado, Capriles se convirtió en el líder indiscutible de la oposición y casi termina con los 14 años de Gobierno chavista. Pero el político perdió por menos de dos puntos porcentuales, por lo cual las elecciones fueron calificadas de fraudulentas. Actualmente, Capriles, quien es gobernador del estado Miranda, no está de acuerdo con la manifestaciones callejeras y sigue impulsando la vía pacífica para sacar del poder al Presidente, lo que ha provocado que su liderazgo se haya visto afectado entre miles de venezolanos que ven las protestas como la única vía para terminar con el “régimen”.

Luego de la detención de López, fue la diputada opositora de la Asamblea Nacional, la que se puso en la punta del grupo que cree que ya es hora de presionar en la calle para sacar a los chavistas del poder. Machado continuó, junto al alcalde metropolitano de Caracas, Antonio Ledezma, con los llamados a mantener las protestas callejeras. El pasado mes, Machado acudió a una sesión de la OEA en Panamá para hablar sobre la violación de derechos humanos en Venezuela, y a su regreso fue despojada de su inmunidad parlamentaria. Ahora también podría enfrentar cargos criminales como López por llamar a las manifestaciones.

Fue precisamente López, un opositor radical, quien ha asumido ese rol de liderazgo, al llamar a los venezolanos a salir a las calles el pasado 12 de febrero, Día de la Juventud, para manifestarse contra el Presidente, en un plan que llamó “La Salida”. Esas manifestaciones desembocaron en una jornada de violencia que ha durado más de dos meses y que ha cobrado la vida de al menos 40 personas. Pero esa movida le salió cara al exalcalde del municipio Chacao, bastión de la oposición venezolana, porque el Gobierno lo acusó de varios delitos de incitar a la violencia, y, desde hace más de un mes, cumple prisión en una cárcel militar en Caracas, donde podría pasar hasta 15 años.