Mejora policía hispana en coma tras incendio en Coney Island

Rosa Rodríguez y su compañero Dennis Guerra arriesgaron sus vidas en el fuego que Marcell Dockery provocó en un inmueble

NUEVA YORK – Una fuente allegada a la familia de la oficial Rosa Rodríguez indicó que cada día que pasa, la agente va respondiendo más positivamente a los tratamientos de los facultativos.

“Cada vez que escucha una voz, abre los ojos y trata de hablar y si oye a su hijo sonríe”, dijo la mujer que prefirió no identificarse.

“Aunque la recuperación es lenta, cada vez se ve mejor”, añadió refiriéndose a la agente dominicana Rodríguez, quien es más conocida como ‘Rosie’ entre sus amistades.

La uniformada, que permanece en la Unidad de Cuidados Intensivos del Centro Médico Cornell, se muestra inquieta. “Se mueve, es como si quisiera ya levantarse de la cama”, indicó la fuente.

La agente Rodríguez (36), quedó inconsciente desde el 6 de abril, después de acudir —junto a su compañero el agente Dennis Guerra, que falleció tres días después del incidente— a un incendio que se registró en el piso 13 del edificio ubicado en el 2007 de la avenida Surf, uno de los inmuebles de NYCHA en Coney Island, alrededor de las 12:30 p.m.

Ni el Departamento de Policía ni el hospital han querido dar detalles de forma oficial sobre la salud de Rodríguez.

Lea también: NYPD emite normas para intervenir en fuegos

Entre tanto la familia se niega a comentar acerca de la oficial por recomendación de la Policía, según la fuente. Además, la mujer indicó que hay varios agentes en el hospital para evitar otras visitas que no sean de la familia o allegados.

La valentía de los agentes al responder al incendio, ha sido valorada por todo el cuerpo del NYPD y del alcalde Bill de Blasio, quien anunció el ascenso póstumo del agente Guerra —a Detective Primer Grado— durante su entierro la semana pasada.

Marcell Dockery (16) fue acusado de incendiar el colchón —en el pasillo del edificio— que causó la alarma de incendio y a donde acudieron los agentes Guerra y Rodríguez, a rescatar a los residentes del inmueble.

Dockery, quien sigue detenido sin derecho a fianza, enfrenta cargos de asesinato, entre otros. De ser encontrado culpable, el adolescente podría enfrentar una condena mínima de hasta 25 años en prisión.