La tele se la juega en el Supremo

Nueva York— El futuro de cómo se comercializa la televisión y las nubes de información (cloud) está en manos del Tribunal Supremo que hoy oye los argumentos sobre la legalidad de las operaciones de Aereo, un servicio de televisión por Internet.

Aereo, es una empresa de reciente creación — apenas lleva dos años en el mercado y solo opera en algunas ciudades—, que usa pequeñas antenas para captar la señal retransmitida en ondas públicas por las cadenas de televisión a los aparatos de sus clientes que estén conectados a la Red. Su tecnología permite a los subscriptores, a los que cobra $8 al mes, grabar los programas que llegan a sus receptores. Lo que ofrece Aereo es la programación de cadenas como ABC, NBC, Fox y CBS y que antiguamente se captaba con antenas analógicas o de conejo.

La empresa ofrece esas antenas a los clientes y las conecta a un cable distinto que antaño, en este caso el cable de Internet. Los usuarios son los que gestionan el contenido de esa nube de programación de televisión.

Para muchas personas que no quieren pagar paquetes enteros de programación que no ven, ofrecida por las cadenas de cable o digitales, la oferta de esta empresa es muy atractiva.

La cadena ABC es la que ha llevado a Aereo hasta el Supremo acusándola de robar contenido que luego se graba. En juego para las cadenas están los pagos que reciben de las empresas de cable y satélite ya que estas pueden tratar de crear tecnologías que les eviten tener que pagar por el contenido.

El sector de la televisión está en profunda revisión con la irrupción de empresas como Netflix, Hulu y Amazon, si el Supremo considera que Aereo opera dentro de la legalidad el negocio puede experimentar fuertes cambios.