Yolanda García: ‘Colaboradores de Espaillat me están intimidando’

García también acusó a Adriano Espaillat de desafiar la autenticidad de sus peticiones en la Junta de Elecciones
Yolanda García: ‘Colaboradores de Espaillat me están intimidando’
García reveló que su inglés es deficiente pero dijo que tomaría un "curso intensivo” si es elegida.
Foto: José Acosta / EDLP

Yolanda García, la hispana que se sumó a la contienda por la silla del congresista Charles Rangel, asegura que ella es blanco de “intimidación y acoso de parte de sectores de Adriano Espaillat”.

García encabezó una manifestación este lunes frente al Club Demócrata de Manhattan, donde denunció que pocos días después de depositar en la Junta de Elecciones las 6,000 peticiones que colectó para certificar su candidatura, el sábado 12 de abril, a las 2 a.m., “un hombre hispano llamó a mi puerta insistentemente y me injurió y amenazó”.

“Me dijo: ‘Tú no sabes en lo que te has metido’, y cuando iba bajando la escalera, lo escuché decir: ‘Ah, meterse con Adriano’, y se marchó”, explicó García. “Mi opinión es que se trata de uno de los colaboradores de Espaillat”, sostuvo.

Luego, según García, tres días después, volvieron a tocar a su puerta a las 3 a.m., pero en esta ocasión ella no fue a mirar por el ojo de la puerta.

“Yo puse la denunciar en el Cuartel 44, y pedí una investigación”, dijo García, indicando que no ha recibido ninguna amenaza de parte de la oficina ni de la campaña de Espaillat, “pero hay gente de él detrás de esto”.

García también acusó a Espaillat de desafiar la autenticidad de sus peticiones en la Junta de Elecciones, cuyas 6,000 firmas –reveló– las colectó de puerta a puerta y en la calle, “con la ayuda de 20 voluntarios sin sueldo”.

“Si a Espaillat, como dijo en El Diario/La Prensa, no le importa que todo el que desee se postule, ¿por qué entonces desafía mis peticiones?”, dijo García. “Si somos tres oponentes, ¿por qué objetar sólo las mías?”, inquirió.

El senador estatal Adriano Espaillat calificó de “falsa” la denuncia de García, y aseguró que “nadie de su entorno ni de su campaña ha tratado de intimidar a los otros candidatos”.

“Estoy pidiéndole a la policía que haga una profunda investigación, porque es un delito someter una querella falsa”, dijo Espaillat. “Esta es una forma de distraer el debate de los temas que importan en esta campaña, que son salud, educación, reforma migratoria, vivienda”.

Espaillat también negó que haya desafiado en la Junta de Elecciones las peticiones de García.

“Las cuatro peticiones, incluyendo las 9,000 mías, fueron objetadas en la Junta”, dijo Espaillat. “Y eso es parte del proceso. La Junta de Elecciones tiene normas que establecen que las firmas deben ser legítimas, y si encuentran que uno no tiene 1,251 firmas válidas, pues te sacan de la boleta”.

Durante la manifestación, García reveló que su inglés es deficiente, y a la pregunta de cómo pretendía representar el Distrito 13 en la Cámara de Representantes sin dominar el inglés, ella respondió “que tomaría un curso intensivo”.

Otro dato curioso fue que en la protesta, de cerca de 25 manifestantes, casi todos eran afroamericanos. Uno de ellos, quien sólo quiso identificarse como Mike, dijo que parte del grupo venía del Bajo Manhattan.

Ismael Cruz (56), seguidor de Yolanda García, dijo que a ella “le asiste el derecho de representar a la comunidad”, y lamentó “que la estén tratando de sacar de la contienda”.

Por su parte, Rogelio Medina, seguidor de Espaillat, quien fue a observar la manifestación, dijo que “cada vez me convenzo más de que pusieron a García sólo para dividir el voto hispano y perjudicar al senador”.

“García no habla inglés y la gente que vino a la manifestación es 99% afroamericana, ¿no es evidente que hay alguien detrás de esta campaña tratando de quitarle votos a Espaillat?”, dijo Medina.

García prefirió no revelar quiénes le están donando a su campaña, pero prometió que en su momento lo haría.