Hispano defiende sus derechos ante agentes del NYPD

La corte de NYPD escuchó la declaración de Louis Soto, quien en 2012 fue registrado sin motivo y recibió dos multas
Hispano defiende sus derechos ante agentes del NYPD
Los agentes acusados de cacheo inapropiado tendrán la oportunidad de defenderse el 20 de junio.
Foto: Archivo.

Nueva York- Las víctimas de requisas ilegales continúan desfilando por la corte del Departamento de Policía (NYPD) en Manhattan, acusando a los agentes durante el juicio administrativo por el que tienen que pasar los uniformados cuando se encuentra evidencia sustancial para encausarlos por detención y cacheo inapropiado.

Este martes se presentó Louis Soto (29), de ascendencia dominicana, quien testificó acerca de lo ocurrido el 9 de abril de 2012, alrededor de las 8:30 p.m. en El Bronx.

Soto estaba esperando que se abriera un espacio para estacionar su Sedan Blanco de cuatro puertas y se acercaron los agentes John Loftus (34) y Martin Palazzo (32) quienes registraron e inspeccionaron el vehículo de Soto y le dieron dos multas.

Soto, quien es graduado en Justicia Criminal del John Jay College, testificó en contra de los agentes que están acusados de requisar inapropiadamente, emitir dos multas inapropiadas y abuso de autoridad.

Según la declaración de Soto, quien en ese entonces trabajaba en el Departamento de Cirugía de Columbia University, éste se dirigía a su apartamento y no encontraba estacionamiento así que se detuvo en doble estacionamiento a esperar que un espacio se abriera cerca a la ventana de su vivienda.

A los pocos minutos llegaron los agentes – ambos con nueve años de experiencia en el NYPD – y lo hicieron salir del vehículo. El agente Palazzo registró a Soto mientras que el agente Loftus inspeccionaba el auto por dentro y lo dejó “todo revuelto”, según Soto.

El declarante indicó que sí tenía consigo una navaja de doblar con la que había ayudado a hacer algunos quehaceres y remodelaciones en la casa de sus padres de donde venia. La tenía doblada, en un estuche y dentro del bolsillo del pantalón al lado derecho.

Soto recibió dos multas: una por tener un cuchillo a la vista del público y el otro por conducta desordenada.

“Es incómodo porque uno tiene que sacar el día libre del trabajo para venir al juicio”, dijo Soto, quien tuvo que ir a la corte para responder por las multas que fueron desestimadas por un juez.

Según Soto, lo mejor que se puede hacer es mantenerse informado, educarse acerca del proceso y documentar cualquier incidente que suceda. “Tan pronto pueda debe escribir todo, el lugar, la fecha y todos los detalles que se acuerde para que después llame a las agencias correspondientes en busca de ayuda”.

De acuerdo con Nicole Junior, fiscal de la Junta de Revisión de Querellas de Civiles (CCRB), la navaja – que no es considerada un arma porque no tiene la medida requerida que es 4 pulgadas – no estaba a la vista del público y los agentes revisaron el vehículo inapropiadamente.

En el contra interrogatorio, John Tynan, representante la Asociación Benevolente de Policías, indicó que Soto estaba “estacionado ilegalmente… violando las reglas del tráfico” y que sus clientes, “sólo hicieron lo que los policías están entrenados para hacer”.

Tynan pidió a la juez Claudia Daniels-Depeyster el veredicto de “no culpables”. La magistrada indicó que la fecha para que los agentes testifiquen en su defensa será el 20 de junio.