Buzos sacan decenas de cuerpos del buque surcoreano

En un sólo día recuperaron un total de 29 cadáveres, aumentando a 150 el número de muertos confirmados
Buzos sacan decenas de cuerpos del buque surcoreano
La sociedad surcoreana ha vivido en un estado de conmoción la primera semana desde la tragedia del Sewol.
Foto: Getty

Seúl – Una semana después del naufragio del buque surcoreano Sewol con más de 300 personas en su interior, los buzos recuperaron este miércoles decenas de cuerpos, en medio del creciente dolor de las familias a medida que se agotan las posibilidades de encontrar supervivientes.

El número de muertos confirmados alcanza los 150, mientras que 152 personas permanecen aún desaparecidas y sólo 174 pudieron ser rescatadas con vida, todas ellas en los instantes posteriores a que el Sewol se hundiera en las aguas el miércoles día 16.

La desolación se hizo este miércoles más intensa que nunca en la localidad de Jindo, al suroeste del país, donde se concentran los familiares de los desaparecidos, que poco a poco toman conciencia de que ya no verán nunca más a sus seres queridos.

A medida que los buzos iban sacando cadáveres, un total de 29 solo en la jornada de este miércoles, algunos familiares estallaban en lágrimas al leer en las listas descripciones que correspondían con las de sus hijos, hermanos, sobrinos o nietos.

De las 476 personas que iban en el ferri, 325 eran estudiantes de 16 y 17 años de un instituto de Ansan, en la periferia de Seúl, y la inmensa mayoría de ellos figura en las listas de muertos y desaparecidos.

“Mi niña, ¿dónde vas? Tu abuela está aquí”, gritaba entre sollozos en Ansan una anciana que se agarraba desesperada a uno de los numerosos coches fúnebres que transitaban por esta ciudad en la que se multiplican los velorios, relató la agencia local Yonhap.

La mañana del miércoles 16, la tripulación del Sewol solicitó ayuda a los controladores de tránsito marítimo de la isla de Jeju (al sur del país) al observar que el barco se estaba inclinando.

Menos de una hora después ya se encontraba completamente volcado, rodeado de pesqueros locales y operarios de emergencias que evacuaban a quienes tuvieron tiempo de salir.