Casero de Brooklyn en la mira del gobernador Cuomo

El gobernador anunció que su Unidad de Protección de Inquilinos (TPU) envió una citación a un casero de Brooklyn por denuncias de acoso contra inquilinos de apartamentos
Casero de Brooklyn en la mira del gobernador Cuomo
El acoso de propietarios de edificios de rentas controladas se ha convertido en algo común.
Foto: Archivo.

Nueva York – El gobernador Andrew Cuomo anunció ayer que su Unidad de Protección de Inquilinos (TPU) envió una citación a un casero de Brooklyn por denuncias de acoso contra inquilinos de apartamentos con renta regulada.

Los dueños de 10 edificios, Joel y Aaron Israel —de la compañía JBI Management— presuntamente dejaron de hacer reparos, y hasta destruyeron varios apartamentos con la intención de ahuyentar a los inquilinos que pagan rentas moderadas. Los arrendatarios de dichos apartamentos subsidiados por el gobierno no pueden ser desalojados a menos que estén violando la ley de alquileres regulados.

“No sólo es inconcebible, sino rotundamente ilegal que cualquier propietario someta a familias a vivir sin agua o con baños y cocinas en mal estado”, declaró el gobernador.

Los diez edificios están ubicados en barrios con gran concentración de latinos en el condado de Brooklyn: Williamsburg, Bushwick, y Greenpoint.

El acoso por parte de propietarios de edificios de rentas controladas se ha convertido en algo común últimamente. Según activistas, el objetivo principal de los caseros es hacer que los inquilinos de bajos ingresos desalojen por su propia cuenta, para así poder rentar las unidades a precios mucho más altos.

Por su parte, el comisionado de la agencia de viviendas, New York State Homes and Community Renewal (HCR), Darryl C. Towns, informó que su oficina ya dio la orden a los inquilinos que sometieron las quejas con su agencia, de solo pagar $1 por el alquiler mensual hasta que su situación se resuelva. La medida es bien común en estos casos.

“Estos apartamentos fueron destrozados, sin tener en cuenta la integridad estructural o la seguridad y protección de los inquilinos”, agregó el funcionario estatal, cuya oficina tiene jurisdicción sobre estos apartamentos de bajo costo.

Glenn Spiegel, abogado de JBI Management, indicó ayer que “nuestro ingeniero independiente advirtió a JBI Management que había defectos estructurales que debían ser corregidos”. Agregó que “esta es una labor esencial que puede ser hecha en forma segura sólo si se desocupa temporalmente el apartamento”.

“Estamos preparados para realizar ese trabajo, pero también hemos sido impedidos de hacerlo debido a que los inquilinos se niegan a desocupar temporalmente”, agregó el abogado.

“Les daremos vivienda temporal y los recibiremos de vuelta cuando el trabajo sea concluido en forma segura”.

Los edificios en cuestión:

98 Linden Street

324 Central Avenue

386 Woodbine Street

15 Humboldt Street

300 Nassau Avenue

119 Boerum Street

332 Central Avenue

147 Bleecker Street

43 Bushwick Avenue

36 Ditmars Street