El hambre y las discusiones de parejas

Cuando los niveles de glucosa son bajos, tenemos menos capacidad para poder controlarnos
El hambre y las discusiones de parejas
Un muñeco vudú ayudó a comprobar que las mujeres se molestan más con sus esposos si tienen hambre. Un muñeco vudú ayudó a comprobar que las mujeres se molestan más con sus esposos si tienen hambre.
Foto: Un muñeco vudú ayudó a comprobar que las mujeres se molestan más con sus esposos si tienen hambre.

NUEVA YORK — ¿Alguna vez has leído o escuchado el término hangry? Es una expresión en inglés que combina las palabras hungry + angry (hambrienta + enojada). ¿Te suena familiar? Y es que quién no se pone de mal humor cuando por falta de tiempo, no podemos ni siquiera almorzar y sentimos un agujero en el estómago.

De hecho, un estudio realizado por la Universidad de Ohio decidió hacer una investigación en cómo influía la baja de glucosa en las mujeres y el trato que tenían con sus parejas.

Lo inusual, fue la metodología utilizada por los especialistas: a cada participante le entregaron un muñeco vudú de su marido o pareja junto a 51 agujas para usar cada vez que estuvieran disgustadas con ellos. Todo esto, mientras se monitoreaban los niveles de azúcar en la sangre.

Luego de tres semanas, los resultados demostraron que las mujeres clavaron más alfileres en los momentos que sus niveles de glucosa estaban bajos, es decir, cuando tenían hambre.

En tanto, las participantes que tenían sus niveles de azúcar regular o alto, clavaron la mitad de agujas, según los resultados publicados por el Proceedings of the National Academy of Sciences of the United States of America (PNAS).

Brad Bushman, psicólogo a cargo de la investigación, concluyó que “la glucosa es el alimento que el cerebro usa para el autocontrol. Cuando sus niveles son bajos, tendrá menos capacidad para poder controlarse a sí misma”.

¿Alguien tiene alguna duda al respecto?