Exportar, asignatura pendiente de negocios latinos

Washington— Los negocios latinos tienen una baja representación en el sector de exportaciones, y el Gobierno de EE.UU. está comprometido a ayudarlos a penetrar los mercados en América Latina, según afirmó ayer la titular de la Agencia para el Desarrollo de Negocios Minoritarios (MBDA), Alejandra Castillo.

En una mesa redonda con medios, Castillo dijo que los negocios latinos tienen un “enorme” potencial y, de hecho, han revitalizado comunidades en enteras en estados como Luisiana, Nueva York, Florida, Texas o Kansas.Sin embargo, estos negocios siguen afrontando problemas de acceso al capital y tienen una baja representación en el sector de exportaciones a América Latina. Y ello pese a tener las ventajas del idioma y los vínculos culturales, señaló Castillo, recién instalada en su cargo.

“El potencial del empresariado hispano es enorme, y nuestro reto es que aún están muy pequeños”. Agencias como la MBDA existen para ayudarlos no por “altruismo u orgullo hispano” sino porque el tejido económico de EE.UU. está cambiando “drásticamente” gracias al auge de empresas minoritarias, aseguró. El 95% de los consumidores está fuera de las fronteras de EE.UU. y eso ofrece “una enorme oportunidad” a las empresas minoritarias, que en su conjunto contribuyen un billón de dólares a la productividad económica.

Castillo aconsejó a las empresas latinas a que aprovechen los pactos comerciales de EE.UU. y hagan uso de la red de 44 centros de asistencia que la MBDA (www.mbda.gov), tiene en todo el país. Esos centros ayudan a las empresas a identificar los productos y mercados más idóneos para la exportación; ofrecen talleres de capacitación y asistencia para el financiamiento.

La titular de la MBDA dijo a manera de anécdota que su padre, un bodeguero dominicano en Nueva York, solía llenar sus maletas de artefactos electrónicos como tocadores de DVD o VCR y exportarlos a su país pero, a su juicio, los negocios latinos requieren un proceso más formal y eficaz.

Castillo quiere facilitar que cada vez más empresas latinas sean suministradoras del gobierno federal, que gasta un billón de dólares anuales en la compra de bienes y servicios.