FDA podría imponer medidas más estrictas a cigarrillos electrónicos

El mercado de lo e-cigarrettes se calcula en dos mil millones de dólares anuales.

Washington – La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de Estados Unidos propuso hoy ampliar su autoridad para regular los cigarrillos electrónicos y otros productos a base de tabaco.

Los productos sujetos al reglamento de la FDA incluyen los cigarrillos electrónicos (e-cigarettes), puros, tabaco para pipa, geles de nicotina, que hasta el momento no tienen ningún control, señaló la dependencia en un comunicado.

Asimismo reglamentará el tabaco para pipa de agua conocida como cachimba, narguile o hookah y las modalidades solubles que corresponden a la definición legal de “producto de tabaco”, dijo.

La FDA impondría restricciones a la industria de los cigarrillos electrónicos que se estima en caso dos mil millones de dólares anuales y que hasta ahora, ha operado sin regulación federal en Estados Unidos.

De adoptarse la normatividad, la industria tendría que registrar sus productos ante la FDA, reportar listas de ingredientes, no ponerlos a la venta antes de que la agencia los haya evaluado y le estaría prohibido hacer afirmaciones de salud sin tener evidencia científica, así como ofrecer muestras gratis.

Asimismo, la FDA impondría una edad mínima e identificación para evitar la venta a los jóvenes menores de edad, obligaría a incluir advertencias de salud y prohibiría venderlos en máquinas expendedoras abiertas al público en general.

“La regulación de un producto con sustento en la ciencia es una forma poderosa de proteger al consumidor, que puede ayudar a reducir el gasto de salud pública ocasionado por el uso del tabaco en los estadounidense, incluyendo a los jóvenes”, señaló la doctora Margaret Hamburg, comisionada de la FDA.

Por su parte, Mitch Zeller, director del Centro de Productos de Tabaco de la FDA, dijo que las enfermedades y las muertes relacionadas con el tabaco son uno de los desafíos de salud pública “más decisivos” que enfrenta la agencia.

“El reglamento propuesto le daría a la FDA herramientas adicionales para proteger la salud pública en el rápidamente cambiante mercado del tabaco, incluyendo la evaluación de nuevos productos de tabaco y las afirmaciones de salud relacionadas”, remarcó.

Los cigarrillos electrónicos operan con una batería y en vez de quemar tabaco, producen vapores a partir de nicotina líquida que los fabricantes anuncian como una alternativa al tabaco vinculado al cáncer de pulmón.

Algunas marcas de cigarrillos electrónicos ofrecen sabores de frutas que según expertos en salud pública, tienen como objetivo a los menores de edad.

El Centro para la Prevención y Control de Enfermedades (CDC) reportó este mes un incremento en el número de estudiantes de preparatoria que dijeron haber probado los cigarrillos electrónicos, incluyendo algunos que nunca habían fumado.

Asimismo indicó un incremento de incidentes por envenenamiento en menores de seis años por la ingesta de la nicotina líquida que se vende al público con sabores tales como limón, frambuesa o melón.

El público tendrá 75 días para comentar la propuesta, en tanto, los fabricantes tendrá hasta dos años para presentar a aprobación sus productos que mientras permanecerían en el mercado.

En 2009 el Congreso aprobó una ley que le da amplio poder a la FDA para regular los cigarrillos que incluye el requerimiento de incluir advertencias de salud en las cajetillas, restricciones a la publicidad y aprobación de nuevos productos, así como un aumentó en la jurisdicción de la agencia sobre productos relacionados con el tabaco.