Camión se incendió después de chocar con autobús en Orland

Un reporte preliminar de NTSB confirma que el fuego en el autobús de estudiantes y el camión de FedEX ocurrió después del choque
Camión se incendió después de chocar con autobús en Orland
Restos del autobús que sufrió el choque con el camión de FedEx en Orland, al norte de California.
Foto: Getty Images

LOS ÁNGELES.- Un reporte preliminar dado a conocer hoy por la Junta Nacional de Seguridad del Transporte (NTSB) aclaró que el camión de FedEx que se estrelló contra un autobús de estudiantes causando la muerte de 10 personas en California, se incendió después de estrellarse y no antes como habían afirmado algunos testigos.

El informe confirmó que el camión, que transportaba dos tráileres de 28 pies cada uno, golpeó primero a un vehículo Nissan y cruzó el divisor de la Autopista Interestatal 5, de 58 pies de ancho, para estrellar al autobús que transportaba a 43 estudiantes y tres adultos acompañantes.

“Se produjo un fuego a consecuencia de la estrellada. El fuego consumió el vehículo combinado y parcialmente quemó el motor del bus. El frente del bus recibió un daño significativo que dejó al descubierto el interior del vehículo”, detalló el informe.

El reporte señaló que el vehículo de FedEx había salido de unas instalaciones de la empresa en Sacramento alrededor de las 10 de la mañana dirigiéndose a Weeds, aproximadamente 49 millas al sur de la frontera con Oregón, donde el conductor entregó dos tráileres.

LEA AQUÍ MÁS SOBRE EL TRÁGICO ACCIDENTE EN ORLAND

Cerca las 3:30 de la tarde, el conductor recogió otros dos tráileres de 28 pies y se encontraba en ruta hacia Sacramento cuando ocurrió el accidente.

Con referencia al autobús el informe destacó que el vehículo había hecho una parada programada en Sacramento donde hubo un cambio de conductor.

A consecuencia del accidente murieron los dos conductores de los vehículos, tres adultos acompañantes y cinco estudiantes de preparatoria del sur de California.

El martes de esta semana, Rosa Rivera, madre de la joven de 17 años, Jennifer Bonilla, estudiante de honor de la preparatoria Dorsey de Los Ángeles presentó una demanda por negligencia contra la empresa FedEx, que busca $100 millones por compensación de daños.