Senadora de oposición teme por su vida

Bogotá/EFE — La senadora electa colombiana Claudia López, de la Alianza Verde, dijo ayer que organismos de seguridad del Estado la alertaron de un “riesgo extremo” de que la asesinen y culpó de ese peligro a un exgobernador y al jefe de una banda criminal.

López, elegida senadora el pasado 9 de marzo, denunció en su cuenta de Twitter que la Unidad Nacional de Protección (UNP), que depende del Ministerio del Interior, le informó del peligro que corre su vida.

Según López, que se ha caracterizado por destapar escándalos de corrupción y los vínculos de políticos con paramilitares, conocidos como “parapolítica”, el riesgo de que la asesinen es “extremo”, pero advirtió: “No me iré del país ni dejaré de hacer lo que escogí. La vida sigue”.

En declaraciones a medios locales, la senadora electa señaló que las amenazas provienen del exgobernador de La Guajira (norte) Juan Francisco “Kiko” Gómez Cerchar y de Marcos de Jesús Figueroa García, alias “Marquitos”, señalado de ser el jefe de una banda criminal.

Hace algún tiempo y antes de que fuera elegida senadora, López en compañía de otros periodistas y defensores de derechos humanos publicó investigaciones que daban cuenta de la relación de “Kiko” Gómez son sectores ilegales.

La senadora tomará posesión de su cargo el 20 de julio.