La propiedad de vivienda pierde atractivo

Nueva York— La tasa de propiedad de vivienda ha caído en el primer trimestre a su nivel más bajo en 19 años, según cifras del censo. El porcentaje de americanos que tienen su propia casa fue del 64.8%. En el caso de los latinos, el 45.8% son propietarios. En el primer trimestre de 2007, el 50.1% de los miembros de esta comunidad tenía su propia vivienda pero esta tasa se ha ido erosionando desde entonces como ha ocurrido con el resto de la población.

Las razones de la caída son múltiples.

La última crisis económica ha dejado claro que la vivienda no es la inversión estable que se creía. Y a eso, hay que añadir que el sueño de ser propietario es ahora más caro que hace un año.

Los precios de la vivienda se han recuperado en buena parte del país, debido a la mejora de la economía, y las hipotecas se han encarecido porque la Reserva Federal está empezando a retirar los estímulos a la economía lo que ha empujado al alza las referencias de los tipos hipotecarios.

Las tasas de estos préstamos han subido desde niveles históricamente bajos y aunque siguen mucho más baratos que en otros momentos de la historia reciente, tras años de crédito barato, los compradores aún tienen que digerir que una hipoteca fija a 30 años ronde el 4.26%. Esto es casi un punto porcentual más que el año pasado por estas fechas.

Los bancos han visto cómo su actividad hipotecaria se ha venido abajo tanto a la hora de vender nuevos préstamos como a la hora de refinanciar. En este segundo caso, la falta de actividad es incluso mayor. Wells Fargo, una de las entidades bancarias que más hipotecas ha concedido recientemente, ha visto como en el primer trimestre ha descendido su negocio en este sentido un 67% con respecto al primer trimestre.

Según Inside Mortgage Finance, una publicación especializada, incluso durante el peor momento de la crisis financiera, “la industria hipotecaria estaba haciendo más préstamos que en el primer trimestre de 2014”. Las cifras revelan que se está en el bache más profundo de los últimos 14 años con una caída del 58% en la iniciación de hipotecas nuevas al compararse las cifras con las del primer trimestre del año pasado.

Muchos analistas preven que este año los tipos suban hasta el 5%.

Como consecuencia, el alquiler está ganando popularidad. Según el censo, la tasa de viviendas en alquiler vacantes está en niveles muy bajos (8.3%). Es algo que está empujando al alza el precio que se pide por los alquileres.

El precio promedio en todo el país es de $776 al mes, un récord. En la zona Noreste del país, esta cifra es de $1,043, un 16% más que hace un año. En el Oeste, el precio promedio es de $886. El aumento de los precios de alquiler está obligando a cada vez más ciudadanos a dedicar más ingresos a pagar las obligaciones mensuales a pesar de que el crecimiento de los salarios no ha seguido la misma línea ascendente. Según cifras de la inmobiliaria Zillow, desde el año 2000, los precios de los alquileres han aumentado un 52.8%.