Pit bull salvado de “pena de muerte” acompañará a Arpaio

La Corte Municipal de Phoenix determinó que "Mickey", un perro que mordió a un niño hispano, pasará el resto de su vida en un refugio para animales de la Oficina del Alguacil del Condado Maricopa

PHOENIX – “Mickey”, un perro de la raza pit bull que mordió a un niño hispano, pasará el resto de su vida en un albergue para animales de la Oficina del Alguacil del Condado Maricopa, Joe Arpaio, se informó hoy.

La juez de la Corte Municipal de Phoenix, Deborah Griffith, determinó hoy que el animal pasará al cuidado del albergue operado por Arpaio donde los reos cuidan de los animales.

El caso de “Mickey” acaparó la atención de grupos defensores de los animales a nivel nacional quienes iniciaron una lucha legal en la corte y en los medios sociales para salvar su vida.

Una página en Facebook a favor del canino recaudó más de 50,000 firmas.

El perro mordió en el rostro al niño de cuatro años, Kevin Vicente, hijo de una inmigrante guatemalteca, el pasado 20 de febrero, mientras se encontraba a cargo de una niñera.

Según las autoridades, el menor llegó hasta donde el perro comía y trató de disputarle un hueso, lo que provocó el salvaje ataque. Vicente ha requerido de varias operaciones.

Amigos de la familia, vecinos e inclusive el mismo dueño de “Mickey” pidieron que el animal fuera eliminado.

Respondiendo a la petición legal entablada por el Proyecto Lexus, la juez perdonó, el mes pasado, la vida de “Mickey”, pero ordenó que lo castraran y le removieran los colmillos, además de colocarle un microchip por considerarlo un perro “feroz”.

El canino nunca podrá volver a ser adoptado por otra familia o individuo.